fbpx

Siria: Los rusos llegan a tomarse el poder

Rusia le gana terreno a EEUU sobre Siria, mientras el régimen de Bashar al-Assad sigue replegando las tropas rebeldes

Siria: Los rusos llegan a tomarse el poder

El sur de Siria, cuna de la revolución, sigue cayendo ante la ofensiva militar apoyada por Rusia, Irán y Hezbola. Varios medios de comunicación, entre los que se puede destacar Infobae, han informado sobre la incursión y victoria de tropas del gobierno sirio en las localidades de Deraa y Quneitra.

Read in english: Siria: Russia takes over the country

Aviones rusos siguen bombardeando la zona con el fin de retomar el control de la cuna de la revolución. De acuerdo con el Observatorio Sirio de Derechos humanos, el régimen de Bashar al-Assad controla el 91% del territorio sirio.  

Como resultado, Steven Cook, experto en relaciones internacionales de Medio Oriente y África, dice en su artículo "The Syrian War is Over, and America Lost" que Estados Unidos es el gran perdedor de esta ofensiva siria, dado que el país ha estado perdiendo influencia e injerencia en la zona, lo cual contrasta con el incremento de la influencia de Rusia en Medio Oriente.

Una prueba de lo anterior, es la confesión, reportada por medios internacionales, por parte del gobierno estadounidense que ha dicho que no va a intervenir para defender a las tropas rebeldes, algo que va en contravía a la declaración que emitió el mismo EEUU hace unos meses, donde advertía sobre fuertes repercusiones si el gobierno sirio rompía el cese del fuego en contra de los rebeldes en el sur de Siria, según información de Infobae. Razón por la cual, pareciera que el Pentágono está reestructurando su estrategia en Medio Oriente. 

Por consiguiente, el mensaje de los Estados Unidos da vía libre al régimen y sus aliados para reconquistar las áreas rebeldes.  En consecuencia, y ante los malos resultados de Estados Unidos en Medio Oriente, la pregunta que todos se hacen es: ¿Ha perdido poder e influencia Estados Unidos en Medio Oriente? 

Estados Unidos cambia su posición en Medio Oriente 

Ante los últimos eventos y el contexto político, económico y social de los Estados Unidos la respuesta es: sí. El control geopolítico de Medio Oriente parece cambiar de protagonista y Rusia adquiere más importancia dentro del escenario regional.  

El conflicto sirio catapultó la influencia rusa, la cual parece esparcirse por varios Estados de la zona, quienes reconocen la importancia de Rusia para discutir asuntos de la región.  

La guerra civil siria fue un golpe de autoridad por parte de Putin y sus aliados al gobierno de Trump. Según el portal Foreignpolicy, la estrategia cruda pero efectiva del régimen sirio dificultó a los Estados Unidos establecer una hoja de ruta con intereses claros en la región.

La sangrienta e inhumana ofensiva, que ha dejado miles de muertos y millones de desplazados, ha dado réditos militares y las tropas rebeldes siguen perdiendo plazas importantes, pie de fuerza y socios, incluso varias han pactado acuerdos de rendición, como lo dice el mencionado experto Steven Cook. 

Por consiguiente, el anuncio hecho a medios internacionales por el gobierno Trump de abdicar su influencia en la guerra civil de Siria refleja el cambio de percepción hacia Medio Oriente por parte de Estados Unidos. La ambivalencia del gobierno Trump es una característica que ha tomado la política exterior desde su posesión, dado que el traslado de la embajada estadounidense a la ciudad de Jerusalén contrasta con la decisión de no apoyar a los rebeldes en el sur de Siria. 

El Congreso de EEUU está dividido y no hay una postura de Gobierno entorno a Medio Oriente. La ambigüedad se ha apoderado de los máximos dirigentes estadounidenses, quienes aún no revelan la hoja de ruta para seguir en dicho lugar. Lo cierto es que el régimen de Bashar-al-Assad continua de pie y fortalecido por sus socios, los cuales están adquiriendo más poder geopolítico en la zona.  

Así mismo, la comunidad internacional solicita de manera vehemente la protección de la sociedad civil y espera que el conflicto que ha generado impacto en el mundo llegue a su fin. 

Lea también: ¿Cuál es la causa de la migración en El Salvador y Honduras? 

¿Qué dice Latinoamérica sobre el conflicto en Siria? 

La mayoría de países latinoamericanos adoptaron una postura de silencio durante el conflicto. No obstante, el análisis de las pocas declaraciones emitidas en los últimos años por parte de jefes de Estado americanos divide a la región en dos: Los socios de Washington y los opositores de Estados Unidos.  

Las reacciones americanas tienen como común denominador el rechazo a las violaciones sistemáticas de Derechos Humanos (DH) y del Derecho Internacional Humanitario (DIH). Lamentablemente, los rechazos surgían dependiendo del actor victimario. Es decir, las declaraciones fueron generadas en diferentes momentos y según el actor o el grupo que perpetró la violación a dichas normas. 

Por ejemplo, tras los ataques perpetrados por el Gobierno sirio al Distrito de Guta Oriental, fueron pocos los gobiernos latinoamericanos que se pronunciaron condenando al régimen apoyado por Rusia. Colombia y México fueron los países que más rechazaron estos actos bélicos.  

Por su parte, países como Bolivia, Venezuela, Cuba y en su momento Ecuador, se manifestaron producto de la ofensiva de Estados Unidos y sus aliados en Siria.  

Lo anterior refleja la división que existe en Latinoamérica con respeto a Estados Unidos. Según Nadia Sicard, internacionalista, en pronunciamientos recogidos por W Radio, la reacción de los pueblos latinos hacia la situación de Siria está condicionada por la política exterior de cada país. La división ideológica en América Latina es una de las razones que ha impedido la unión del continente y la adopción de una postura hacia los principales problemas internacionales.  

Lo cierto es que la lucha geopolítica entre Estados Unidos y Rusia no va parar. La postura de los gobiernos latinoamericanos es un reflejo de lo que pasa en la mayor parte del mundo. Naciones que siguen en el dilema ideológico promocionado por Estados Unidos y Rusia, cuyos objetivos de aumentar su esfera de influencia causa la división de continentes y de naciones.

 

LatinAmerican Post l Bryan Andrés Murcia

 

* La opinión del redactor no representa la del medio

 

Escucha éste artículo


We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…