fbpx

Otra plataforma para controlar el uso de plástico

La ONU y la Comisión Europea anunciaron la creación de la Plataforma Global de Plásticos de ONU Medio Ambiente, ¿servirá de algo?

Otra plataforma para controlar el uso de plástico

El cuidado del medio ambiente se ha vuelto prioridad para varias naciones y gobernantes. Por esta razón, se han establecido comisiones y acuerdos para establecer pactos y acciones por el medio ambiente. Un ejemplo de esto es el Acuerdo de París firmado en 2015 por 195 naciones para combatir el cambio climático.

Bajo este mismo marco de protección, la ONU y la Comisión Europea (CE) anunciaron la creación de la Plataforma Global de Plásticos de ONU Medio Ambiente. Según el comunicado de prensa, “la nueva red alentará los compromisos para reducir la contaminación por plásticos y apoyará la transición hacia una economía más circular”.

La iniciativa es noble y quiere reducir el impacto medio ambiental que producen los seres humanos. De hecho, la ONU asegura que la “red que fomentará nuevos compromisos para reducir la contaminación y explorar formas innovadoras de cambiar los hábitos de diseño, producción, consumo y eliminación del plástico en todo el mundo. Asimismo, servirá para apoyar la transición hacia una economía más circular.”

En teoría, la plataforma ayudará a combatir el uso de plástico y apoyará el reciclaje y reutilización de este material. Asimismo, apoyará a todas aquellas naciones que luchen por el uso de este elemento. Para garantizar la efectividad de este nuevo instrumento, la ONU y la CE invitaron a los gobiernos a unirse a su nueva iniciativa.

Destacable labor, pero ¿para qué otra plataforma? ¿Por qué no hacer funcionar los mecanismos que ya existen? ¿Crear más plataformas realmente ayuda?

Lee también: No sirven las buenas intenciones

Más allá de seguir instaurando iniciativas ambientales, se debe pensar en hacer cumplir lo pactado en otros acuerdos y establecer organismos de verificación. De esta forma, las naciones se comprometen con acuerdos mundiales y se crean herramientas de comprobación. Así, lo que se pacta en el papel puede realmente implementarse.

La constante creación de acuerdos y plataformas puede producir un efecto contrario en las naciones, pues pareciera evidenciar que los acuerdos son solo firmas y no acciones reales. Más plataformas no garantiza el cumplimiento de los acuerdos, a comparación de instrumentos y procesos claros de verificación a corto, mediano y largo plazo. Es decir, más que acompañamiento se necesita de supervisión. Constante vigilancia para que se vuelva una realidad lo que se promete, pues, lamentablemente, no se puede contar con lo que un político dice.

Habrá quien afirme que es mejor hacer estas plataformas a no hacer nada. Sin embargo, ¿para qué conformar otro grupo de naciones preocupadas? ¿Por qué no utilizar ese presupuesto en acciones reales? ¿Por qué no capacitar al ciudadano del común para que recicle y lleve los materiales reciclables a los centros designados?

Otra plataforma para luchar contra el daño que le producimos al medio ambiente parece ser una buena iniciativa, hasta que nos ponemos a pensar que a largo plazo no habrá resultados. Necesitamos acciones reales por parte de nuestros gobiernos y mano firme de las organizaciones internacionales. No más plataformas, necesitamos resultados.

 

LatinAmerican Post | Marcela Peñaloza

Escucha éste artículo


Otros

El encierro también libera

¿Qué logramos con nuestra presencia, aportar o arrebatar? No es el hecho de quedarnos ausentes para siempre, sino de saber cómo quedarnos

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…