fbpx

¿Quieres ser rico? ¡Empieza a coleccionar!

Coleccionar historietas o artículos deportivos son sólo algunas opciones para enriquecerse a través de una colección

¿Quieres ser rico? ¡Empieza a coleccionar!

El coleccionar objetos es una práctica común que se extiende más allá de los minuciosos cuidados de los coleccionistas profesionales. Ya sea tomado como un pasatiempo o como una práctica espontánea, coleccionar objetos tiene un carácter nostálgico con el que las personas se relacionan en un nivel u otro.

Read in english: Want to be rich? Start collecting items!

Las colecciones que existen hoy en día pasan por cualquier cosa imaginable, básicamente, pues el interés por la memorabilia, así como un giro hacia la nostalgia y la añoranza de tiempos pasados se ha apoderado del mercado, haciendo que se coleccionen desde obras de arte, algo muy común, hasta postales o latas de alimentos.

Para saber qué coleccionar actualmente se puede acudir a expertos, los cuales, ubicados en una delgada línea entre historiadores y expertos en ventas, determinarán el precio del mercado de algún objeto en relación a su historia y al reconocimiento que tenga dentro de la cultura popular. Sin embargo, para saber qué coleccionar también es posible acudir a los objetos que en estos momentos son considerados como los más valiosos dentro de este pequeño mundo.

Entretenimiento popular

En 2009, el conocido presentador de la BBC, Jonathan Ross, ofreció una copia del primer número de Amazing Spiderman para Comic Relief, una fundación británica de caridad. Según informó en su momento The Telegraph, este ejemplar está avaluado en cerca de £40,000, es decir, más de 50,000 dólares.

Este costo, que a primera vista puede parecer exorbitante por un ejemplar de un cómic, se inserta dentro de un amplio panorama de ejemplares valiosos de personajes reconocidos Capitán América, Batman y algunos independientes como Spawn. El portal sellmycomicbooks.com se encuentra especializado en avaluar cada ejemplar, desde los más raros a los más comunes.

Memorabilia

Este término de origen anglosajón ha servido para nombrar gran parte de los objetos que suelen atraer el interés de los coleccionistas o que, de alguna manera, a medida que pasa el tiempo, adquieren un mayor valor en el mercado. Como se puede entender, memorabilia puede ser cualquier cosa, aunque generalmente estos objetos suelen agruparse en ejes temáticos de algún tipo, que permitan al coleccionista relacionarse e identificarse con ellos. Uno de los ejemplos más valiosos de memorabilia se dio con la gran colección de trofeos, medallas y distinciones del astro del fútbol, Pelé. En 2016, el astro brasileño puso en subasta una gran colección de sus tesoros futbolísticos acumulados a lo largo de su carrera, los cuales fueron puestos en venta por la empresa Julien’s Auctions. Según informó la BBC en su momento, la subasta llegó a recaudar 4.8 millones de dólares.

Si bien este tipo de colecciones no suelen quedarse en manos de una sola persona, sí puede ser un incentivo para los coleccionistas: perseguir elementos extraños o de alto valor histórico de grandes figuras del deporte o el entretenimiento.

Lea también: ¿Sabes cuánto podría costarte tener una casa inteligente? 

Objetos históricos

La biblia que imprimió Johannes Gutenberg a finales del siglo XV se considera como una de las joyas de impresión para los coleccionistas de libros alrededor del mundo. La impresión de la llamada biblia de 42 líneas supuso el inicio de la era de la imprenta y, más aún, la revolución literaria e ideológica que posteriormente vería Occidente a lo largo del renacimiento y después. La última venta se hizo en una subasta en 1978, donde el comprador Bernard Breslauer compró una copia perfecta por 2.2 millones de dólares, según informó el New York Times en su momento, siendo esta una cifra escandalosa.

Tanto los libros como cualquier objeto de una alta relevancia histórica, actualmente son codiciados y tienen un elevado valor en el mercado. Sin embargo, los coleccionistas también han virado su atención sobre objetos de más fácil acceso, como retratos antiguos de personas comunes, antiguos posters publicitarios u objetos de ediciones más o menos limitadas.

Si deseas empezar a coleccionar, debes tener en cuenta estos tres factores:

  1. Evalúe la facilidad que hay de tener más de un objeto. A menos de que sean objetos bastante raros, como los mencionados anteriormente, es mejor que su colección esté basada en objetos más o menos fáciles de conseguir, de tal manera que pueda poseer una buena cantidad. De ahí a conseguir objetos extraños hay solo un paso.
  2. Acepte la ayuda de expertos. Actualmente hay una gran cantidad de personas que dedican su vida a coleccionar o a estimar los precios de objetos coleccionables, por lo que un poco de ayuda profesional siempre mejora el panorama.
  3. Tenga constancia. La mayoría de colecciones que actualmente están avaluadas en grandes cantidades de dinero fueron recopiladas tras años de paciencia y de constante búsqueda e investigación. Lo mejor para coleccionar es tener paciencia, constancia y mucho tiempo.

 

LatinAmericanPost | Jorge Ovalle

Copy edited by Laura Viviana Guevara Muñoz

Escucha éste artículo