fbpx

City Football Group: El modelo de negocios que se toma el mundo del fútbol

Dado el rápido éxito tanto futbolístico como financiero del Manchester City, vale analizar el modelo financiero de sus propietarios, el City Football Group.

Voto electrónico en Brasil: ¿seguro o no?

Durante el siglo pasado, el Manchester City Football Club estaba lejos de ser uno de los equipos de fútbol más famosos e importantes de Inglaterra. A finales de los 90’s, el equipo solo había sido campeón de la liga inglesa dos veces en su historia de más de 100 años y en ese entonces jugaba en la tercera división de su país, marcando la peor etapa desde su fundación en 1884.

Read in english: City Football Group: The business model that is taking over soccer

En contraste, hoy en día el Manchester City es un equipo exitoso tanto adentro como afuera de las canchas: ha ganado la Premier League (la primera división inglesa) tres veces en esta década, siendo la última vez la temporada pasada, en la cual solo perdieron dos partidos. Ha participado en todas las versiones de la Champions League desde 2011-2012, habiendo logrado llegar a la semifinal de la edición de 2015-2016. Cuenta con algunos de los jugadores más famosos del mundo como Kevin De Bruyne y Sergio Agüero. Está encabezado por uno de los directores técnicos más exitosos de los últimos tiempos, Pep Guardiola; y, de acuerdo con un reporte de Forbes, es el décimo equipo deportivo más rentable del mundo (con ingresos operativos de US$133 millones) y el quinto equipo de fútbol mejor valorado del mundo (valorado en US$2.474 billones).

¿Qué impulsó el crecimiento exponencial del Manchester City en los últimos años? La adquisición del equipo por parte del Abu Dhabi United Group (ADUG) en 2008. ADUG es una compañía de capital inversión árabe de Sheikh Mansour bin Zayed Al Nahyan, miembro de la familia real de los Emiratos Árabes Unidos, actual Ministro de Asuntos de la Presidencia (desde 2004) y Primer Ministro suplente de su país (desde 2009).

En 2013, ADUG estableció la sociedad comercial City Football Group (CFG) con el propósito de dedicarse exclusivamente a negocios relativos al fútbol y, dos años después, vendió 13% de la sociedad al consorcio China Media Capital (CMC) por US$485 millones. ESPN reportó en 2016 que CFG espera formar y tener propiedad de una red mundial de equipos de fútbol de la cual participe al menos un club futbolístico de cada continente y que, además, en su nombre figure la palabra “City”.

En este momento, CFG es el propietario o co-propietario de seis equipos alrededor del mundo:

  • Manchester City de Inglaterra (propietario del 100%)
  • New York City FC de Estados Unidos (propietario del 80%)
  • Melbourne City FC de Australia (propietario del 100%)
  • Club Atlético Torque de Uruguay (propietario del 100%)
  • Yokohama F. Marinos de Japón (propietario del 20%)
  • Girona FC de España (propietario del 44.3%).

También le puede interesar: Premier League: Los millones detrás del éxito del Wolverhampton 

Compradores compulsivos

Como reporta The Guardian, los primeros años de inversión futbolística de ADUG estuvieron marcados por el gasto en jugadores de clase mundial y mejoras de campos de entrenamiento de Manchester City FC, lo cual les permitió ganar la Premier League en 2011, causando acusaciones a Mansour de “comprar la liga por GB£1.000 millones”, lo cual correspondía a la cantidad de dinero invertido en el equipo desde su compra en 2008.

Estas acusaciones tenían fundamento ya que, tal como señala Independent, pareció como si de la noche a la mañana, el Manchester City se hubiese convertido en el equipo más rico del mundo, invirtiendo casi EUR€150 millones (US$174 millones) en jugadores tales como Robinho en un solo año. Este modelo tuvo que ser rápidamente dejado de lado por la implementación de las reglas de Fair Play Financiero de la UEFA en 2012. Esto, sin embargo, no detuvo a Mansour y a ADUG, quienes de acuerdo con el reporte de The Guardian, confirmaron que su ambición es ser exitosos tanto futbolísticamente como en términos de negocios.

Esparciendo el modelo

En la actualidad, cada club de la red futbolística formada por CFG presenta una clara estructura administrativa: cada equipo cuenta con un presidente que se encarga de las cuestiones puramente financieras y con un director de fútbol que se encarga de responsabilidades relativas a lo puramente deportivo. Según Independent, ambas figuras, si bien actúan con cierta autonomía, deben responder a los directivos de CFG en Manchester.

Sobre esto, se establece una red de apoyo financiera y futbolística cuyo propósito es mejorar el rendimiento de cada uno de los equipos de CFG.

Por ejemplo, si algún rival localizado en Estados Unidos o en Australia desarrolla una nueva estrategia a la hora de cobrar tiros de esquina, videos de ello llegan inmediatamente a Manchester para que Pep Guardiola los analice. De manera similar, si un jugador de la academia del Manchester City tiene algo de calidad, pero no la suficiente para la liga inglesa, es enviado con facilidad a ligas menos exigentes como la estadounidense (con el New York City FC) o la australiana (con el Melbourne City FC). Todo esto permite una constante mejora de cada equipo de CFG, garantizando sus éxitos en las canchas y, por lo tanto, atrayendo inversiones de patrocinios, haciendo de CFG un negocio redondo.

El éxito en las canchas rinde beneficios

Hoy en día, diez años después de la adquisición del Manchester City por parte de ADUG y cinco después de la formación de CFG, el grupo reporta ganancias de GB£473.375 millones (US$616.883 millones) en 2017, lo cual solo es evidencia del éxito esperado por Mansour. Tal como lo señala Independent, este éxito responde al hecho de que, a pesar de que tras la compra inicial del Manchester City, se reportaron pérdidas de hasta GB£200 millones (US$260 millones), semejante inversión dio gran visibilidad al equipo por sus éxitos en las canchas como, lo cual desembocó en la adquisición de millones de nuevos hinchas y del apoyo de ilustres patrocinadores.

Un ejemplo de esto último es el contrato de patrocinio de GB£400 millones (US$521 millones) con Etihad por los derechos de nombre del estadio del equipo. Es sobre este modelo financiero tan exitoso que Mensour y ADUG decidieron expandir sus negocios futbolísticos por todo el mundo con la formación de CFG y la compra de equipos en ciudades estratégicas.

 

LatinAmerican Post | Juan Diego Bogotá

Copy edited by Laura Viviana Guevara Muñoz

Escucha éste artículo


We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…