fbpx

 

 

Nubank y Rappi: Los unicornios latinoamericanos

Nubank y Rappi son “unicornios” en el mercado de las startups y se presentan como una gran alternativa para los inversionistas en Latinoamérica

Nubank y Rappi: Los unicornios latinoamericanos

Las startups, alternativas empresariales que nacen desde las desde las posibilidades que ha brindado la web desde sus inicios, han logrado crear progresivamente todo un nuevo panorama en la forma de entender los mercados y, sobre todo, la forma en la que se crean nuevas empresas.

Read in english: Why Nubank and Rappi are unicorns in the Latin American market?

Dentro de estas organizaciones destacan algunas que ya son viejas conocidas dentro del mercado latinoamericano, como Mercadolibre o Despegar, las cuales llevan años cambiando la forma en que se entendían las ventas y los viajes. Sin embargo, últimamente ha habido una “nueva ola” de startups que tienen todo un nuevo modelo de negocio y buscan revolucionar aún más la vida cotidiana.

Dentro de esta nueva ola se ubican las dos startups latinoamericanas más relevantes del momento: Nubank y Rappi. Estas empresas han alcanzado recientemente el estatus de “unicornios”, es decir, empresas que están valoradas en más de mil millones de dólares y que, por ende, se ubican con una gran proyección de cara al futuro y al mercado internacional.

Este estatus, en la actualidad, solo lo comparten estas dos empresas en la región, cuando existen 27 organizaciones que han alcanzado este rango a nivel mundial, según reporta Bussiness Insider.

¿Qué hace que estas empresas sean unicornios?

El término “unicornio” puede resultar engañoso en un primer momento, pues sugiere una gran solvencia y versatilidad económica de las startups que alcanzan esta denominación, a pesar de que muchas tienen un alcance bastante reducido, local o regional, que no se puede comparar con los gigantes tecnológicos como Google o Amazon.

Este avalúo, entonces, se basa en inversiones que reciben las empresas de la mano con proyecciones de su mercado en un futuro cercano. Los “unicornios” son predicciones de los inversionistas que ven un gran futuro en startups alrededor del mundo.

Lee también: No todos los Fintech usan tu dinero de manera responsable 

Nubank, el caso específico de Brasil, entró a esta categoría en marzo de 2018, según reportó Bussiness Insider. Su CEO, el colombiano David Vélez, en una entrevista con Colombia Fintech, calificó el mercado brasileño como uno que tiene grandes oportunidades para el emprendimiento y donde pueden darse nuevas alternativas que cuestionen los negocios tradicionales.

Nubank es una empresa que busca cambiar el paradigma de los bancos tradicionales al brindar servicios que solo se ubican desde lo digital. Vélez afirmó que concibe su plataforma como un homólogo de Amazon, dado que todo lo que ofrece es digital y le ahorra a sus clientes engorrosos trámites, al mismo tiempo que le apunta a una gran población brasileña que aún no ha entrado en los bancos tradicionales y que puede ver esta startup con otros ojos.

Rappi, por su parte, es el caso más reciente latinoamericano y viene de Colombia. Llegó a su estatus de “unicornio” en agosto, a través de una millonaria inversión de 200 millones por parte de DST Global, con participación de Andreessen Horowitz and Sequoia, según informó Axios y TechCrunch.

Esta empresa, que se basa en la entrega de domicilios de todo tipo, ha logrado tener un amplio crecimiento, tanto en el mercado colombiano como a nivel latinoamericano. Su estilo de domicilio, donde puede caber cualquier producto o canje posible, resulta profundamente innovador.

¿Existe alguna desventaja?

A pesar de lo que pueda parecer en un primer momento, llegar a “unicornio” no todo es alegría, pues implica unos riesgos de mercado bastante altos. Como bien señala un artículo del portal web de BBVA, hay una gran responsabilidad para las empresas que empiezan a ser catalogadas de esta manera, pues deben llenar las expectativas de sus inversores en un mercado altamente competitivo.

En 2017, por ejemplo, varias startups perdieron su categoría, ya que fueron avaluadas a la baja. Sin embargo, este es un riesgo que no es raro en un contexto de emprendimiento, pues muchas de sus apuestas de negocio se basan en el riesgo y en la innovación de mercados que se aferran a ideas más convencionales.

 

LatinAmerican Post | Jorge Ovalle
Copy edited by Marcela Peñaloza

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…