fbpx

Serie del Caribe: Una competencia obsoleta que se niega a desaparecer

Colombia, Panamá y Nicaragua podrán participar en la Serie del Caribe 2020 que se celebrará en Puerto Rico, una apuesta con la que el certamen busca no desaparecer

Serie del Caribe: Una competencia obsoleta que se niega a desaparecer

La Confederación de Béisbol Profesional del Caribe (CBPC) informó sobre el ingreso de nuevos países y un formato de competición diferente para la Serie del Caribe 2020 que se llevará a cabo en Puerto Rico. Según El Heraldo, "la máxima entidad del béisbol profesional aprobó un torneo eliminatorio con la participación de los clubes campeones de Colombia, Panamá, Nicaragua, México, Aruba y Argentina, teniendo el campeón la oportunidad de participar en la Serie del Caribe".

Read in english: Caribbean Season: An obsolete competition that doesn't want to disappear

La decisión se tomó en el marco de una cumbre celebrada en Miami. En esta, la Confederación anunció las sedes del próximo ciclo de la Serie del Caribe. Según la página web de la Major League Baseball (MLB), estas "serán Venezuela (Barquisimeto 2019), Puerto Rico (2020), México (Mazatlán 2021) y República Dominicana (2022)". Todavía queda una arista pendiente y es el caso de Cuba que ingresó como invitado a este evento desde la edición de 2014, pero que aún no completa su reingreso como miembro en pleno derecho de la Confederación.

Sin embargo, ¿hasta qué punto es positivo y/o negativo esta apuesta con Panamá, Colombia y Nicaragua? Aquí intentaré colocar en una balanza los pros y los contras de este tradicional certamen, que había perdido interés y que con el ingreso de Cuba recuperó algo de atractivo.

Opiniones encontradas

En primer lugar, debo decir que todo cambio que implique mayor participación de clubes o naciones, en este caso clubes/equipos, será positivo en la medida del grado de competitividad de ese nuevo rival. Con Cuba funcionó por su tradición en el béisbol, pero no podemos determinar el alcance de Colombia o Nicaragua.

No obstante, Panamá sí sería más atractivo, ya que ha contado con jugadores en las Grandes Ligas a lo largo de su historia. Además, como plaza organizadora, su mercado comercial es bastante amplio. En segundo lugar, se tendría que decidir el formato de competición para evaluar cuál es más rentable, es decir, si por grupos si son 6 equipos, o un todos contra todos.

Para Daniel Parra Lander, periodista deportivo venezolano especializado en béisbol, la decisión es positiva y factible, pues el actual formato de competición es obsoleto y afecta al certamen que muchos creyeron incluso, podría desaparecer hasta que se les ocurrió incluir a Cuba como invitado especial. “Con Panamá, Colombia y Nicaragua habrá mayor incentivo, tomando en cuenta que es un evento que solo dura una semana”.

Parra agregó que será importante determinar bien el manejo de estas tres ligas, para que se puedan incorporar previo a la eliminatoria que tendrán entre ellos y así obtener el cupo que se busca para completar los seis, aún cuando esté pendiente la situación de Cuba. Pero en líneas generales, tener más países debería inyectarle interés al certamen.

Finalmente, el periodista recordó que Panamá fue uno de los fundadores del torneo en 1944 y hasta fue organizador del mismo en tres ocasiones en 1952, 1956 y 1960. A su vez, la también periodista venezolana Marfa Mata fue un poco más cautelosa y explicó que el actual director de la Serie del Caribe, Juan Francisco Puello Herrera, ha tenido siempre la idea de hacer más interesante la serie.

Sin embargo, explica ella, la fecha en la que se juega el evento, tradicionalmente la primera quincena de febrero, “ha sido una limitante, y ese proyecto de ampliación para 2020 busca acomodar también el calendario para que todas las ligas del caribe jueguen su postemporada en una fecha similar y que preferiblemente la Serie del Caribe se dispute la última semana de enero”.

Según lo expuesto por Mata, esto traería como consecuencia que algunos jugadores de las Grandes Ligas sí puedan participar en el evento, ya que a finales de enero aún no han sido llamados por sus organizaciones en el mejor béisbol del mundo, llamados que siempre coinciden con la Serie del Caribe. Pero sin duda, estos jugadores vuelven más atractivo el certamen. Por eso, de la MLB dependerá en gran medida que la Serie sea interesante no solo para los fanáticos, sino para los anunciantes que son parte fundamental en todo certamen deportivo.

En conclusión, la Serie del Caribe no necesariamente será más atractiva si no están bien definidos aspectos como la permanencia de Cuba, coincidencia de calendarios, limitantes con la MLB y formato de competición. Para el aficionado será un plus muy interesante más allá de los mencionados factores, pero para anunciantes y jugadores, quizá la inclusión de estos tres países no cambie mucho su desinterés por invertir o jugar en el tradicional evento beisbolístico.

LatinAmerican Post | Onofre Zambrano

 

* La opinión del redactor no representa la del medio

 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…