fbpx

Premier League: Los millones detrás del éxito del Wolverhampton

Desde que el agente Jorge Mendes está involucrado con el club, los resultados han mejorado y las críticas se han multiplicado

Premier League: Los millones detrás del éxito del Wolverhampton

Wolverhampton Wanderers, equipo de la ciudad de Wolverhampton en la región de las Tierras Medias Occidentales de Inglaterra, ascendió este año a la máxima categoría del fútbol inglés habiendo ganado el torneo de ascenso con relativa comodidad. Clave en su éxito futbolístico fue una inteligente, innovadora y controversial estructura empresarial, dirigida por los nuevos dueños del equipo: el conglomerado de inversión chino Fosun International.

Leer en español: The new Premier League's contender: this is how Wolverhampton works

Ahora, el equipo sumó su primera victoria en la Premier League frente al West Ham, y supo complicar al campeón, Manchester City, sacándole un empate en la tercera fecha de la liga.

El conglomerado chino, que compró el club por 45 millones de libras, trajo consigo una inyección de capital que en su primer año permitió al club asumir pérdidas de más de 23 millones de libras, generadas principalmente por millonarias compras de jugadores que le trajo mejor rendimiento al equipo.

Además del músculo financiero de Fosun International, una pieza clave en la reconstrucción de los Wolves, que permanecían ausentes de la primera división inglesa desde la temporada 2011-12, fue el agente portugués Jorge Mendes.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Wolves (@wolves) el

Mendes, que dirige la agencia de representación de futbolistas GestiFute, y tiene entre sus clientes a Cristiano Ronaldo, James Rodríguez, Radamel Falcao y al técnico José Mourinho, entre muchos otros, en su mayoría portugueses, desempeña el rol de agente y asesor al club y su presidente.

Lee también: El legendario Usain Bolt logró su sueño: ¡Ya es futbolista!

Entre los actuales clientes de Mendes, y la nómina activa de los Wolves, hay 5 jugadores en común, entre ellos algunas de las indiscutibles estrellas del equipo inglés. Destacan Helder Costa y Rúben Neves, ambos batieron el récord del traspaso más caro del equipo con su llegada, el primero costando 13 millones de libras, y el segundo alrededor de 15,8 millones, y ambos jugaron un rol fundamental en el desempeño del equipo de cara al ascenso.

Además, esta temporada, ya enfrentando una temporada en primera división, el Wolverhampton contrató a dos de los clientes más importantes de Mendes, el arquero Rui Patricio y el mediocampista Joao Moutinho, dos piezas clave en la selección portuguesa.

‘Ilegal e injusto’

El éxito de los Wolves en segunda división suscitó sospechas en los otros 23 equipos contra los que compitieron. Dueños y técnicos de otros clubes se manifestaron en redes sociales en contra de lo que consideran competencia desleal por parte del Wolverhampton, pues argumentan que al tener a Jorge Mendes en un alto cargo, el club recibe tratamiento preferencial en la temporada de traspasos, particularmente con los clientes de GestiFute.

El dueño del club Leeds United, Andrea Radrizzani, fue de los que más comentó al respecto del rol de Mendes en Wolves y el impacto que esto tuvo en lo futbolístico.

‘Felicitaciones al mejor equipo, pero espero que la liga pueda ser justa y equitativa para todos los 24 equipos’ declaró Radrizzani en Twitter cuándo el Wolverhampton se coronó campeón de la segunda división.

Radrizzani criticó además los otros vínculos entre Wolves y GestiFute, pues además del cargo que ocupa Mendes como asesor, el grupo dueño del club, Fosun International, fue acusado ser dueño además de una parte de la agencia GestiFute, lo que para Radrizzani representa una situación ‘ilegal e injusta’.

Cuando el caso llegó a la English Football League (EFL), órgano que regula la competencia en la segunda división del fútbol inglés, traído por Radrizzani junto con los dueños de otros clubes de esta categoría, la EFL dictó que el caso de Wolves y Mendes no infringía sus reglas.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Wolves (@wolves) el

A pesar de que la EFL prohíbe que la compañía o persona dueña de un club participe también como dueño de una agencia de representación de jugadores, la organización argumentó que no era Fosun International quien participaba en GestiFute, sino únicamente su dueño, Guo Guangchang.

Un portafolio diverso para Fosun International

Dentro del gran imperio del conglomerado chino Fosun International, los Wolves son apenas una pequeña parte, que merecieron su primera aparición en el reporte anual de la compañía al ganar el torneo de ascenso y llegar a la Premier League.

Según Express and Star, Fosun International registró ingresos de 5 mil millones de libras sólo durante el primer semestre de este año, lo que significa que su renta ascendió a más de 790 millones de libras. En comparación a estas cifras, los 45 millones de libras que pagó el grupo por Wolverhampton Wanderers F.C. no parecen mayor cosa.

Lea también: Los nuevos dueños del AC Milan son unos ‘buitres’ 

En realidad, Fosun International depende de un portafolio diverso para mantenerse a flote, invirtiendo en seguros de vida, banca, petróleo, vestuario, turismo, fármacos y fútbol entre otras industrias.

En el 2015, se anunció que Guo Guangchang, presidente de Fosun International, había desaparecido, pero poco después un vocero de la compañía anunció que estaba ‘ayudando a las autoridades con una investigación’ como lo reportó la BBC. Casos como este son frecuentes en China bajo el gobierno de Xi Jinping, quien ejerce un control estricto sobre los conglomerados chinos con inversiones en el extranjero.

LatinAmerican Post | Pedro Bernal
Copy edited by Marcela Peñaloza

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…