fbpx

Descubra cómo se ven afectadas las divisas latinoamericanas por la caída de la lira turca

Si bien la lira se está recuperando, la crisis que su caída suscitó continúa en los mercados globales. América Latina no se salva de sus efectos

La semana pasada, la lira turca cayó hasta un 18%, llevándola así a alcanzar mínimos históricos frente al dólar. Esta caída se dio como consecuencia de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció la duplicación de los aranceles a las importaciones de aluminio y acero de Turquía. Estos productos pasarían a ser gravados con tasas de 20 y 50%, respectivamente.

Read in english: Find out how Latin American currencies are affected by the Turkish lira's fall

Frente a esto, el presidente turco Tayyip Erdogan rechazó una intervención del Fondo Monetario Internacional (FMI) y señaló que en Turquía no hay ninguna crisis económica. Pero solicitó a los turcos cambiar dólares y euros a liras, afirmando que "es ingenuo pensar que un problema con los tipos de cambio pueden detener a un país como Turquía". También instó a los ciudadanos a mejorar su hospitalidad hacia los turistas, "porque ellos traen dólares”.

En respuesta a la caída de la lira, el banco central se comprometió a entregar liquidez y reducir los requisitos de reservas para los bancos locales. Esto hizo que la moneda se empezara a recuperar el lunes 13 de este mes. Sin embargo, de acuerdo con la revista Forbes, “la lira ha perdido más de 40% frente al dólar este año, en gran medida por las preocupaciones sobre la influencia del presidente Erdogan en la economía, sus repetidos llamados a bajar las tasas de interés y el empeoramiento de las relaciones con Estados Unidos”.

Además, según Ray Attrill, jefe de estrategia cambiaria de National Australia Bank, "no hay nada que sugiera que el gobierno, o el banco central turco, esté preparado para anunciar las medidas de política fiscal o monetaria capaces de restablecer rápidamente la confianza en Turquía”.

Un acontecimiento con repercusiones en México

Si bien la lira se está recuperando, la crisis que su caída suscitó continúa en los mercados globales, pues su caída arrastró distintas divisas del mundo:  el peso argentino, (caída del 6.35%), el rublo ruso (6.35%), el rand sudafricano (5.35%) el real brasileño (4.11%) y el peso mexicano (1.63%). Con respecto al peso mexicano, Forbes nos dice que “caía este lunes a su nivel más débil en más de un mes por una ola de aversión a los activos de riesgo derivada de preocupaciones por la crisis de Turquía, y ante un avance del dólar.” El peso bajó hasta las 19.3760 unidades por dólar, su nivel más bajo desde el 5 de julio.

Lea también: Venezuela: La posibilidad de comprar divisas es un rayo de luz para empresarios

Según Expansión en alianza con CNN Mario Correa, economista jefe de Scotiabank, Turquía es un mercado emergente, por lo que si hay un evento como el desplome de la lira, los inversionistas mexicanos se ponen nerviosos si notan que el evento puede afectar a otros mercados emergentes como lo es el mexicano. Esto se debe a la interdependencia que este tipo de mercados tienen entre ellos, lo que los lleva a  retirar parte de sus capitales.

Correa también afirmó que “México es una economía muy abierta, los flujos que entran y salen del país tienen impactos sobre nuestros mercados financieros, tipo de cambio. Adicional a ello, el peso mexicano es una moneda muy utilizada para cubrir posiciones en otros mercados emergentes, entonces es muy sensible a la percepción de riesgo a nivel global”.

Igualmente, Fernando López Macari, presidente del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas, afirmó que el panorama económico tanto para México como a nivel global se ve complicado por la situación de Turquía sumando al proteccionismo de EEUU. Macari explica que “más allá de la crisis financiera que vive Turquía, habrá que ver si otros mercados emergentes comienzan a verse afectados de forma más seria. Por lo pronto, diversas monedas de mercados emergentes se han visto presionadas, incluyendo el peso mexicano”.

 

LatinAmerican Post | Sofía Carreño

Copy edited by Diana Rojas Leal