fbpx

Ernesto Macías: Las cifras reales que desmienten el odio de sus declaraciones

En una ceremonia de posesión donde lo más interesante fueron las palabras de odio del Presidente del Congreso de nuestro país, lo que quedan son interrogantes

El discurso de Ernesto Macías, presidente del Congreso, durante la posesión del nuevo presidente de Colombia, Iván Duque, fue lastimosamente lo más sonado de la ceremonia del pasado 7 de agosto. Con comentarios negativos y revanchistas sobre el gobierno de Juan Manuel Santos y la situación de Colombia, Macías le dio la bienvenida a Duque a la presidencia de lo que, en sus palabras, es un país abandonado. 

Read in english: On Ernesto Macías's speech: Fighting the President of Colombia's Congress hatred with figures

Es difícil (imposible) creer que el nuevo mandatario no tenía conocimiento sobre las palabras con las que el senador uribista iba a darle paso a su discurso que, por el contrario, manejó un tono prudente y sofisticado. Habló de gobernar a Colombia sin divisiones entre derecha e izquierda, sin revanchas u odios y con la unión de todo el pueblo; pero tras las palabras de Macías, las de él ya no resonaban ni tenían coherencia. 

Al senador le pareció muy sencillo hacer un balance sumamente destructivo del gobierno Santos que, según él, entrega las cifras “más preocupantes de la historia” en lo social, en lo económico y en lo institucional. Su discurso parecía una página completa pagada por el Centro Democrático en algún diario de derecha y su contenido, lleno de elogios a una figura amada por muchos y odiada por muchos más, dejó claro quien tiene y siempre ha tenido el poder en Colombia.

“Y permítanme en este solemne acto rendirle el más sentido homenaje al Expresidente Álvaro Uribe Vélez, por su grandeza. Es oportuno, hacerle un reconocimiento por haber salvado a Colombia de la inviabilidad; porque si bien es cierto, Uribe en el 2010, no dejó el país convertido en un paraíso, si lo entregó recuperado y con buenas tendencias. Estoy seguro que millones de colombianos quieren decirle a Usted, muchas gracias Presidente Uribe” expresó Macías.

Sin embargo, del gobierno de Santos faltó mencionar algunas cosas positivas (porque para hablar de lo malo ya tenemos a nuestros líderes) que el mandatario saliente le dejó a Colombia durante estos ocho años además de un acuerdo de paz que, a pesar de tener sus fallas, terminó el conflicto armado con las Farc. 

De acuerdo con el Departamento de Prosperidad Social, desde 2010 hasta este año, 5,4 millones de personas superaron la pobreza multidimensional, 4,3 millones abandonaron la monetaria y 2,3 millones de personas salieron de la pobreza extrema. 

Según cifras reveladas por el diario El Colombiano, 1.8 millones de familias consiguieron vivienda propia apoyadas en los programas del gobierno y 275 mil viviendas fueron entregadas gratis a familias necesitadas. Además, el acceso de jóvenes a la educación subió 20 puntos porcentuales y el presupuesto para el sector pasó de 20.8 billones en el 2010 a 37.4 billones en el 2018.

Por otro lado, en lo social, Martín Santos destaca el papel que tuvo su padre en políticas relacionadas con minorías y el apoyo del gobierno del mandatario saliente a la aprobación del matrimonio y la adopción de parejas del mismo sexo. 

Esto no es un elogio ni mucho menos al gobierno de Juan Manuel Santos, que es claro que tuvo sus errores, sino un esfuerzo por borrar las palabras de Ernesto Macías y mostrar, desde el oficio y los datos, que "la verdadera ignorancia no es la ausencia de conocimientos, sino el hecho de rehusarse a adquirilos" (Karl Popper). 

 

LatinAmerican Post | Luisa Fernanda Báez 

Otros

Ni silencio ni olvido

Guardar silencio y no denunciar legalmente los abusos sexuales por miedo, no evita que sigan pasando, peor aun, recrudece la violencia sexual.  

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…