fbpx

Así ha cambiado el panorama racista de los personajes latinos en las películas animadas

¿Disney realmente ha avanzado en cuanto a representación de personajes latinos?

¿Cuál es el panorama de los personajes latinos en las películas animadas?

La revista Deadline publicó hace unos días un comunicado de un proyecto que se estaría llevando a cabo en los estudios de Disney. Se trata de una nueva película de acción real que estará “basada en una idea original de Ola Shokunbi y Lindsey Reed” y que tendrá como protagonista a una joven africana llamada Sadé. Según el medio de información y entretenimiento, esta será la primera película con un personaje africano en el papel principal. Este proyecto es un gran paso por parte del gigante de la animación en cuanto a representación de minorías, pues cada vez hay más personajes de diferentes razas y culturas con roles protagonistas.

El problema es que muchas veces estas películas terminan retratando estereotipos y no la realidad de la raza que están caracterizando. Un claro ejemplo de esto es La princesa y el sapo, una película animada que dio vida a la primera princesa negra de Disney. “El argumento es que cualquier representación de una princesa negra es refrescante y progresiva en términos de reflejar valores culturales e ideologías. Sin embargo, algunos críticos argumentan que la princesa Tiana es de hecho una tergiversación de las mujeres negras y la cultura negra”, se afirma en un artículo del Women's Resource Center de la Universidad de Colorado. Por supuesto, eso es algo que ha ido cambiando con el paso del tiempo.

¿Cómo vamos en representación de personajes latinos?

Es evidente que cada vez hay más representación latina en las películas e incluso las series animadas. Elena de Ávalor y Coco son los claros ejemplos de esto y los más recientes. Por un lado, Elena de Ávalor es una serie que narra la historia de una joven que “no es indígena o afro-latina o de un país latinoamericano específico”. Según la poeta Melissa Lozada-Oliva en un artículo para The Guardian, “ella es una princesa latina delgada y de color marrón claro de Ávalor, un reino conformado de estilo latinoamericano que existe en un mundo precolonial, precolombino. Esto, por cierto, es desconcertante: ¿Cómo se puede entender su identidad latina sin reconocer el colonialismo?”.

En realidad, Elena podría ser considerada una interpretación de la sociedad latinoamericana misma, que no es ni de aquí ni de allá. Una sociedad actual que es el resultado del mestizaje.

Te puede interesar: ¿Quién dijo que la animación solo es para niños?

Por otra parte, Coco es una representación de la cultura mexicana y de la popular celebración del Día de los Muertos, de acuerdo con New York Daily News. "Viene después de que Moana de Disney, una película animada por computadora con una chica de un pueblo de la Polinesia, la cual, obtuvo la reacción más positiva del público polinesio en 2016. Tanto Coco como Moana utilizaron consultores para asegurarse de que las películas fueran culturalmente sensibles", explica el medio. Esta es una película que retrata con éxito la esencia de México, de su gente, sus tradiciones, sus creencias y su herencia indígena.

Hoy en día está sucediendo algo muy especial en Disney en cuanto a representación de esa cultura latina. Sin embargo, esto no ha sido así ya que, “Las producciones de Disney no siempre han recibido elogios por su interpretación de las minorías étnicas. De hecho, algunas películas populares han sido atacadas por reforzar los estereotipos o simplemente por ser racistas”, explica el New York Daily News. En la historia de esta gran empresa, muchas de sus películas se han caracterizado por precisamente reforzar los estereotipos que existen alrededor de la cultura latinoamericana.

Un ejemplo de esto es Tito, personaje de la película Oliver y su pandilla. Según The Huffington Post, Tito es un chihuahua con acento chicano, de "sangre caliente" y muy emocional. También está Panchito Pistoles, "el pájaro loco por las armas cuyo nombre mal escrito significa "Panchito Pistolas", usa un sombrero y habla con un fuerte acento".

No obstante, cada año Disney está produciendo películas que retratan a esta población de una forma mucho más real y humana, con roles cada vez más y más importantes. Ya no vemos como antes estereotipos de personajes latinos que solo buscaban ser divertidos, y los cuales podrían llegar a ser ofensivos para algunas personas.

 

LatinAmerican Post | Diana Rojas Leal
Copy Edited by Laura Viviana Guevara Muñoz