fbpx

San Francisco: un santuario para startups latinos

La ciudad californiana se posiciona como una de las más atractivas para empresarios latinos, pues los negocios en San Francisco han aumentado en un 46% entre el 2012 el 2017

San Francisco: un santuario para startups latinos

Según la Universidad Stanford, el 20% de las empresas latinas que hay en EE. UU. se encuentran en California. Desde febrero de 2018 hay una iniciativa que se enfoca en llevar compañías latinas a San Francisco, de acuerdo con Jolynn Vallejo, directora de LatinSF, una región que podría ser explorada a mayor profundidad por esta comunidad como nueva sede de sus negocios.

Read in english: San Francisco: A sanctuary for Latino startups

Esta iniciativa, que comenzó en 2014, ha ayudado a que empresas latinoamericanas abran oficinas en San Francisco, tales como BuildBinder, Cala, Maniak, Machina y Tresalia en México. Vallejo afirma que junto con LatinSF “hemos traído 6.5 millones de dólares de inversión latinoamericana y se han creado 193 empleos a la fecha”.

LatinSF es una asociación de carácter público-privado impulsada por la Alcaldía de San Francisco, al igual que la Cámara de Comercio. Según Expansión MX, la alcaldía paga los salarios de quienes componen la asociación y distintos patrocinadores cubren los viajes de Vallejo alrededor de Latinoamérica para invitar startups a abrir sus oficinas en Silicon Valley.

Iniciativas para reducir costos a emprendedores latinos

Una vez los startups se han establecido en San Francisco, LatinSF les proporciona de forma gratuita los contactos de contadores y abogados para poder comenzar las operaciones. También les facilita los contactos de inversionistas locales que han expresado su disposición a invertir alrededor de un millón de dólares en startups. Los emprendedores además reciben consultorías y servicios de inteligencia de mercado de manera gratuita.

Adicionalmente, la asociación se reúne con los dueños de los distintos espacios de trabajo para procurar que el precio de los insumos para los emprendedores latinos se acerque lo más posible a lo que pagarían en su país, esto con el fin de que los altos precios no impidan la migración de los emprendedores a San Francisco.

“Un escritorio en un coworking cuesta entre 650 dólares y 1,600 dólares en Silicon Valley, nosotros tenemos convenios por 300 dólares”, explica Vallejo. Según la directora, “también estamos buscando acuerdos con grandes empresas para ofrecerles vivienda".

Lea también: ¿Existe una edad ideal para emprender?

Un "santuario" para los empresarios migrantes

De acuerdo con la revista Entrepreneur, “San Francisco es considerada una ciudad santuario, es decir, se ha alejado de las políticas de cero tolerancia con los migrantes que tienen en el ojo del huracán al presidente Trump”. Esto se debe a que, como asegura Vallejo, “esta ciudad ofrece ayudas especiales a indocumentados. No reportamos a las personas que no tengan papeles”.

Gracias a estas formas de apoyo, los negocios creados por latinos en San Francisco han aumentado en un 46% entre el 2012 y el 2017, según El País. Los proyectos mexicanos y brasileños son los que mejor acogida han tenido, explica Vallejo. Sin embargo, la asociación sostiene alianzas con emprendedores en Argentina, Brasil, Chile, México y Colombia.

Además, la Alcaldía de San Francisco cuenta con otros proyectos como ChinaSF y SFAsia. Esto permite, de acuerdo con la directora, que “si un latinoamericano quiere abrirse al mercado chino, nosotros, a través de ChinaSF, lo conectamos con Shangai y comenzamos a hacer un plan estratégico”.

Más allá del sector público

Además de LatinSF, hay otras iniciativas que buscan apoyar el emprendimiento latino en San Francisco. A comienzos de 2017, Google abrió una sede del proyecto Google Developers Launchpad Space para fomentar el emprendimiento digital de países emergentes. Allí, los startups seleccionados son capacitados en negocios digitales y adquieren contactos en Silicon Valley durante seis meses. Varias empresas latinas ya han participado de este proyecto.

Entre ellas están Platzi, una empresa colombiana de educación en línea, y las empresas mexicanas Econduce de motos eléctricas, Tizkka de moda, Unima de medicina y Yop de compras. Además, en la ciudad se han creado proyectos como Latino Startup Alliance y Latinas Think Big enfocada a mujeres emprendedoras de Latinoamérica.

LatinAmerican Post | Sofía Carreño

Copy edited by Diana Rojas