fbpx

¿Por fin despegarán las aerolíneas de bajo costo de Latinoamérica?

Debido a la ausencia de aerolíneas de bajo costo, volar en América Latina siempre había sido demasiado caro, pero ahora esto podría cambiar

¿Por fin despegarán las aerolíneas de bajo costo de Latinoamérica?

Read in english: Will the low-cost airlines in Latin America finally take off?

Desde una infraestructura aeroportuaria sub-desarrollada, hasta una alta tasa impositiva, hay muchas razones por las cuales los precios de los tiquetes aéreos son tan altos en América Latina. La falta de competencia era una de estas razones, pero con la llegada de varias aerolíneas de bajo costo a la región, los precios por fin podrían tender a la baja.

No es exageración, volar 1.000 kilómetros en América Latina puede costar casi seis veces más de lo que cuesta en Europa.

La distancia de Londres a Berlin y entre La Paz y Lima está precisamente alrededor de esta cifra. Sin embargo, mientras un vuelo entre las capitales europeas puede llegar a costar 80 dólares (a través de RyanAir), el vuelo entre las capitales sudamericanas cuesta 477 (a través de LatAm).

Le puede interesar: ¿Sabe usted qué es lo que paga cuando compra un tiquete de avión? 

La diferencia la hace en parte la aerolínea, pues RyanAir es una reconocida aerolínea de bajo costo. Sin embargo, el mismo vuelo en British Airways apenas 220 dólares, aún menos de la mitad de lo que cuesta volar entre La Paz y Lima.

Un aumento en la competencia

Una importante razón para esta enorme diferencia en los precios ha sido la ausencia histórica de las aerolíneas de bajo costo en la región latinoamericana, una realidad que ya está cambiando. Este año se suman al ya variado repertorio de aerolíneas de bajo costo la argentina Flybondi, la dominicana Flycana y la candiense Swoop.

Esto se le puede sumar a la expansión de algunas ya existentes, como la colombiana Viva Air, que acaba de expandirse al Perú bajo el nombre Viva Air Perú con 21 nuevos destinos.

La llegada y expansión de todas estas aerolíneas no debe ser sorpresa. El mercado de los vuelos a bajo costo se está expandiendo y cada día más viajeros optan por volar en una aerolínea de este corte. De hecho, la agencia EFE reporta que en América Latina uno de cada tres tiquetes vendidos ya le pertenece a una aerolínea de bajo costo, con prospectos para mayor crecimiento a medida que estas aerolíneas logran mayor penetración en el mercado.

En países como México, por ejemplo, las aerolíneas de bajo costo ya dominan el mercado doméstico, controlando el 65.6% del mismo con la aerolínea Volaris como líder.

La sola competencia de estas aerolíneas puede beneficiar al consumidor, pues puede forzar que los precios de las aerolíneas convencionales también tiendan a la baja para capturar parte de este mercado que ahora considera las aerolíneas de bajo costo como su primera opción.

Hay obstáculos por superar

Una de las principales razones por las cuales las aerolíneas de bajo costo pueden cobrar precios tan bajos en Europa, Asia y Estados Unidos, es su utilización de aeropuertos secundarios, que a pesar de frecuentemente ser más inconvenientes y lejanos al destino, cobran tarifas aeroportuarias mucho más bajas.

Por esta razón, RyanAir en Londres opera desde el aeropuerto de Stansted en vez del principal, Heathrow. Y, en Bangkok, la aerolínea de bajo costo Air Asia opera desde el aeropuerto de Dong Mueang, en vez del principal Suvarnabhumi.

Para América Latina, contar con aeropuertos secundarios competentes haría la diferencia en términos de precio, y ayudaría a sellar el éxito de las aerolíneas de bajo costo en la región, trayendo por fin vuelos con mejores precios a la región.

 

LatinAmerican Post | Pedro Bernal

Copy edited by Laura Rocha Rueda