fbpx

¿Podrán los latinos con la exigente montaña y los despiadados adoquines del Tour de Francia 2018?

En el Tour de Francia serán 3,329 kilómetros de recorrido dividido en pruebas de terreno llano, alta montaña, adoquines y contrarreloj

¿Podrán los latinos con la exigente montaña y los despiadados adoquines del Tour de Francia 2018?

La edición 105 del Tour de Francia ya ha comenzado a revelar novedades importantes previo a su comienzo, el próximo 7 de julio. Una de esas invenciones es el recorrido oficial de la competencia, el cual para este año tendrá elementos dignos de analizar, sobre todo de cara a esgrimir las posibilidades reales de los pedalistas latinoamericanos frente a los 21 trazados pautados.

Por tal motivo, aquí explicaré las etapas con las que contará el recorrido y las opciones reales de los nacidos en tierra sudamericana dentro de la carrera con miras a conquistar el codiciado maillot amarillo.

Según la página oficial del Tour de Francia, Letour.fr, serán 3329 kilómetros los pautados para la carrera francesa, lo que representará el recorrido total más largo de las últimas ediciones disputadas.

Siete trazados llanos

De las 21 jornadas, siete se correrán sobre terreno plano, incluyendo la del primer día que se disputará desde la isla Noirmoutier, en donde de seguro comenzará la férrea pugna entre los aspirantes de la velocidad. El colombiano Fernando Gaviria sobresale por Latinoamérica en este reglón. Tras recuperarse de una lesión, el ciclista irá a su primer sueño amarillo en busca de destronar a los grandes favoritos de la justa, como lo son Peter Sagan, Marcel Kittel, André Greipel y Mark Cavendish.

Dos pruebas contrarreloj

El evento dispondrá de dos fracciones contra el cronómetro. La primera de ellas para el tercer día, sobre 35 kilómetros y por equipos. La segunda, para el penúltimo tramo, con 31 kilómetros en llano y de forma individual. En esta, los cuatro colombianos presentes: Nairo Quintana, Rigo Urán, Egan Bernal y Fernando Gaviria, así como el costarricense Andrey Amador, si bien no parten como especialistas ante lo corto de los trazados, pueden estar resignando muy poco tiempo.

Exigente montaña

Para esta versión 2018 de la ronda francesa, la organización ha servido siete tramos de alta montaña y cuatro más de media montaña, con los tradicionales Pirineos, Alpes Suizos, y una novedosa y durísima fracción de apenas 65 kilómetros marcada para el día 17 de la competencia, con tres puertos de primera categoría. Esta última estará fijada en las aspiraciones de los escarabajos colombianos Egan, Rigo y Nairo quienes, por el perfil empinado y explosivo, de seguro irán sin tregua en busca de poner en aprietos a los ruteros más aptos.

Cabe destacar que, para esta histórica etapa, habrá otro importante hecho inédito: los pedalistas serán ubicados en línea de partida como en la Fórmula 1. Esto quiere decir que se eliminará la salida neutralizada y se organizará una grilla para ubicar a los corredores uno tras otro partiendo de cómo marche la clasificación general para ese día.

Los despiadados adoquines

Sin lugar a duda, la novedad más grande para la pugna del maillot amarillo de este año será el recorrido de pavé (adoquines) que estará presente para la novena etapa de la competencia.

En total, serán 15 los tramos con más de 80 kilómetros los que se vivirán sobre tramos adoquinados, en donde deberán estar muy pendientes los latinoamericanos para no ceder tiempo importante, pues para nadie es un secreto que ninguno de nuestros representantes es especialista en este tipo de trazado. Por el contrario, hombres como Chris Froome y sobre todo Vincenzo Nibali, de seguro dispondrán de este como un escenario ideal para sacar ventaja en busca de los puestos de vanguardia en la conquista del sueño amarillo.

Latin American Post | Freddy González