fbpx

¿Dónde están los recursos para el post-conflicto de Colombia?

La Fiscalía evidencia irregularidades con dineros destinados a la financiación de proyectos y reparación de víctimas

¿Dónde están los recursos para el post-conflicto de Colombia?

En abril de 2017, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, anunció la creación del Fondo Colombia en Paz, un organismo que administraría los recursos destinados para el desarrollo de proyectos productivos en el post-conflicto. Un año después, y tras conocerse el informe presupuestal, se destapa un escándalo por manejo irregular de recursos.

Read in english: Where are the resources for Colombia's post-conflict?

El hecho se conoció el 4 de abril, cuando el fiscal general de Colombia, Néstor Humberto Martínez, reveló que tiene evidencias que exhibirían un mal manejo de los recursos y la existencia de una red de intermediarios quienes estarían otorgando contrataciones para beneficiar a determinados empresarios y cobrar comisiones. Estas evidencias fueron obtenidas mediante controles técnicos y legales.

“Hemos advertido la existencia de una red de intermediarios que estaría interesada en la adjudicación de esos proyectos en beneficio de determinados empresarios o contratistas a cambio de beneficios económicos (…) Estas firmas ejecutarían algunas interventorías seleccionadas por los mismos intermediarios con el fin de evitar los controles debidos”. Así lo comunicó el fiscal Martínez, agregando también que la red de intermediarios ha tenido acceso a información reservada sobre proyectos de infraestructura, piscicultura y agricultura del país. 

Bajo estas evidencias, la Procuraduría, la Fiscalía y Contraloría tienen la lupa puesta sobre el manejo de estos fondos públicos. Aunque no se han dado nombres de los responsables por las irregularidades, se conoce que varios de los involucrados serán llamados a interrogatorios durante los próximos días. 

¿Cómo está compuesto el Fondo Colombia en Paz?

Con el objetivo de reparar las víctimas que dejó más de medio siglo de conflicto y crear proyectos sostenibles para los desmovilizados de las FARC, el gobierno colombiano estableció el Fondo Colombia en Paz. El ente, que opera como un patrimonio autónomo con régimen privado, es el encargado de administrar el presupuesto nacional, los aportes de regalías del sector privado y las donaciones de la comunidad internacional para que se utilicen en los desarrollos pactados. 

Tras conocerse el acuerdo de Paz, Alemania, Reino Unido, Noruega, Suiza y Suecia aportaron de inmediato un total 210 millones de dólares para el plan. Sin embargo, estas mismas naciones (Noriega, Suecia y Suiza) han manifestado, mediante una carta al Ministerio de Hacienda, la realización de una reunión para evaluar el uso que se le estaba dando a los recursos donados. 

La Ley 1815 de 2016 definió las funciones del Fondo Colombia en Paz que opera como un ‘fondo de fondos’ para articular los recursos de las ayudas económicas recibidas. El fondo se divide en cuatro ramas: 

  1. Unidad de víctimas: Cuenta con autonomía de gasto a cargo del Banco Mundial y con recursos otorgados por Suecia. Según el último informe entregado por el Gobierno, el 100% de estos recursos (disponibles para el término 2017-2018) ya han sido destinados a proyectos con víctimas del conflicto. 
  1. Financiación de proyectos sociales: Cuenta con un presupuesto de 86 millones de euros para 2017-2018 y es representado por la Unión Europea. De acuerdo con el informe, solo queda un 6% del presupuesto total pendiente por ejecutar. 
  1. Programas de desarrollo: Fondo multidonante cuenta con más de dos mil millones de dólares. Vinculado a las Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), el fondo es el encargado de sustituir los cultivos ilícitos y desarrollar programas con enfoque territorial. 
  1. Colombia Sostenible: Fondo que administra las donaciones de Noruega, Suecia y Suiza a través del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Los recursos suman 300 millones de dólares destinados a la creación de proyectos de agricultura sostenible y energías renovables. De su presupuesto, habilitado para 2017-2018, no se ha invertido ningún dinero y varios proyectos aprobados esperan ser ejecutados.

Es en este último punto donde los países donantes piden transparencia y prontitud en la ejecución de los proyectos pactados. Adicionalmente, las entidades regulatorias de Colombia han evidenciado, en el primer año de los 15 que comprende la financiación del conflicto, un mal manejo de recursos. El mal manejo se estaría implementando bajo intereses empresariales, comisiones y sobornos, retrasando a su vez los procesos de reparación y avance de proyectos alcanzados en el acuerdo de paz.  

Directora del fondo Colombia en Paz es retirada de su cargo

Por supuestas inconformidades en el Gobierno y dentro de los integrantes del fondo Colombia en Paz, frente a la falta de auditorías y la no disposición del Sistema Integrado de Información para el Postconflicto (SIIPO), la directora Gloria Ospina fue retirada de su cargo.  

De acuerdo con lo pactado, el SIIPO debió haber entrado en funcionamiento en enero de este año. Ante el hecho, el vicepresidente Oscar Naranjo afirmó que “el presidente declaró su total inconformidad por el hecho de que las auditorías no estuvieran en plena marcha. También nos declaramos inconformes por el hecho de que el sistema de información que debe asegurar transparencia, pero que debe también contribuir a manejar un tablero de control eficaz para asegurar velocidad a la implementación, a estas alturas no esté totalmente a disposición y al servicio del sistema".

Latin American Post | Krishna Jaramillo
Copy edited by Marcela Peñaloza