fbpx

¿De dónde viene la música de la Copa del Mundo?

La idea surgió en América Latina y desde entonces todos los mundiales han tenido su propio himno

¿De dónde viene la música de la Copa del Mundo?

Ya estamos a menos de cien días de la Copa del Mundo 2018 a celebrarse en Rusia. La sede euroasiática se encuentra lista para recibir a sus 32 invitados y a sus miles de acompañantes. Se ha hecho el anuncio de los cantantes que interpretarán los temas alusivos al evento, entre los que destaca el colombiano Maluma. La canción oficial del mundial se llama Equipo 18 de los rusos Polina Gagarina y Egor Creed, además de la canción Colors de Jason Derulo. 

Latinoamérica es la creadora de esta idea de ponerle un símbolo musical a cada mundial, la Copa del Mundo de Chile 1962 fue la iniciadora de la tradición, El rock del Mundial de la banda Los Ramblers es considerada la primera canción de un mundial, lo cual resultó un éxito, la música es muy efectiva como herramienta para difundir un evento de esta magnitud, sumado a elementos que poco a poco se han vuelto imprescindibles para la promoción de Juegos Olímpicos o Copa del Mundo: la mascota, el logotipo, el balón oficial y los embajadores. Tras Chile 62 prácticamente todas las sedes tuvieron una o más canciones oficiales, sus versiones en otros idiomas u otras canciones que promocionaron el evento en el mundo.

A lo largo de las ediciones ha cambiado el carácter de la música oficial de los mundiales, han pasado de ser solemnes como las de las copas de 1966 en Inglaterra, 1970 en México, 1974 en Alemania Federal y 1978 en Argentina, que hicieron uso la orquesta sinfónica y de la música de concierto para darle sonido a sus competiciones. Por ejemplo la música de Argentina 78 fue creada por el legendario Ennio Morricone, autor de la música de El bueno, el malo y el feo y de La misión, mientras que la de Alemania 74 se apoyó en una fanfarria al viejo estilo de musicalizar los eventos importantes con formas festivas. Para España 1982 la tradición continuó con la canción El mundial, en voz del tenor español Plácido Domingo, aprovechando su fama y proyección mundial para atraer la atención hacia el evento, objetivo que logró con gran éxito.

Las grandes marcas se han asociado con la FIFA cada vez con mayor fuerza, el uso de las canciones tenía un papel promocional del evento, pero también de marketing ligado a él. Por ello, en los años 90 el pop se apropió de la voz musical de la Copa del Mundo, como uno de los géneros que más atraen, teniendo su mayor auge en Francia 1998 con La copa de la vida interpretada por Ricky Martin, un éxito rotundo y en las últimas dos ediciones, en Sudáfrica 2010 la colombiana Shakira logró la atención global con Waka, Waka que pese a no ser la canción oficial logró llegar a todo el mundo. Por su parte, en Brasil 2014 el tema We are one de Pitbull no fue tan trascendente, aunque logró su objetivo. Para Rusia 2018 la industria espera otro éxito musical, que atraiga los reflectores al país y ponga el ambiente festivo, aunque al final lo más importante será ver el balón rodar por el césped.

 

Latin American Post | Luis Liborio

Copy edited by Laura Rocha Rueda

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…