fbpx

El dinosaurio alemán está en peligro de extinción

El tradicional equipo de fútbol podría descender por primera vez y dejaría de ser el único en participar en todas las temporadas de primera división alemana

El dinosaurio alemán está en peligro de extinsión

El Hamburgo S.V. es uno de los clubes históricos y tradicionales de Alemania, no solo por haber sido fundado hace más de 98 años, sino por haber conseguido seis campeonatos de Primera División, tres Copas de Alemania, dos Copas de la Liga, una Recopa de Europa, dos Copas Intertoto, y el título más importante de su historia: una Copa de Europa, conocida actualmente como la UEFA Champions League

Read in english: The German dinosaur is in danger of extinction

Sin embargo, el mayor orgullo de la institución es ser el único club en haber jugado todas y cada una de las temporadas de primera división del futbol alemán. Por esta razón, el club tiene un reloj en la esquina noroeste de su estadio, el Volksparkstadion, el cual marca la totalidad del tiempo que el equipo ha estado en primera división. Por tanto, el reloj ha registrado desde la fundación de la Bundesliga el 24 de agosto de 1963 hasta la actualidad. El reloj marca actualmente más de 54 años de permanencia, pero al final de esta temporada, es decir, el fin de semana del 12 de mayo, el conteo podría llegar a su final.

Años de crisis

El Hamburgo, apodado como “El Dinosaurio” por tener la trayectoria más larga del fútbol germano, no solo lleva años de experiencia en la primera división, también lleva años de crisis institucional y deportiva. El club ganó la última liga de su historia en la temporada 1982-83 y en la década de los 90 sufrió grandes crisis financieras que supo solventar con la venta de algunos de sus más grandes jugadores estrella. De ahí en adelante, el equipo solo ha logrado ocupar puestos modestos en la tabla de posiciones.

La segunda década del siglo XXI ha sido la más estrepitosa para el Hamburgo. En la temporada 2011-12, el equipo culminó en la quinceava posición salvándose por tan solo 5 puntos de jugar una fase de promoción. Sin embargo, la escuadra no pudo evitar esta fase en las temporadas 2013-14 y 2014-15 tras finalizar en la dieciseisava posición. Dichos partidos de promoción los jugó respectivamente contra el Greuther Fürth y el Karlsruher S. C. de la segunda división, logrando la permanencia con un gol de visitante en 2014 y con un gol en tiempo extra en 2015.

La pasada temporada 2016-17, Hamburgo logró salvarse de volver a jugar la fase de promoción anotando un gol en los últimos minutos del partido de la última jornada, lo que le permitió quedar un punto por encima del Wolfsburgo. Este último equipo quedó condenado a disputar el repechaje en dicha oportunidad.

La suerte del Hamburgo parece haber llegado a su fin, pues la actual temporada es la peor de toda su historia: marcha en la decimoséptima posición tras 26 jornadas. El equipo solo ha logrado cuatro triunfos y con 18 puntos se encuentra a siete de lograr alcanzar al dieciseisavo clasificado. Si logra alcanzar esta posición podrá aspirar a jugar la fase de promoción. La larga crisis parece haber llegado a su punto más alto.

La hinchada sufre con la posibilidad de perder el gran honor

El pasado 10 de marzo de 2018, tras perder deshonrosamente contra el Bayern Múnich por seis goles a cero, los aficionados del Hamburgo colgaron 11 cruces en el campo de entrenamiento del club con una pancarta que decía: ¡Ha llegado su hora! ¡No pueden escapar!". La espeluznante amenaza obedece al horroroso presente del club y a la gran posibilidad de descender, lo cual significaría perder el gran honor de ser el único club en haber jugado todas y cada una de las temporadas de primera división del futbol alemán.

No obstante, no es la primera vez que la fanaticada del Hamburgo se manifiesta con aterradoras amenazas. El 17 de febrero de 2018, en un partido en casa contra el Bayer Leverkusen algunos aficionados colgaron una pancarta con la siguiente frase: "Antes de que se apague el reloj les daremos caza en la ciudad”. El club reforzó la seguridad en su estadio e inició investigaciones. Sin embargo, miembros del Hamburgo saben que la actualidad del club es realmente paupérrima. “No somos competitivos en varias partes del club. Creo que la continuidad es la estrategia equivocada, todo debe ponerse a prueba”, admitió Bernd Hoffmann, presidente del HSV, compañía encargada del Hamburgo S. V.

El Hamburgo no gana un partido desde el 26 de noviembre de 2017, su rendimiento es mísero y la catástrofe parece ser el futuro del club. El gran rótulo del club, que tanto honor ha dejado en la institución, parece tener fecha de caducidad. El reloj en el estadio del Hamburgo parece que se detendrá a final de temporada y otro caso de un grande caído podría suceder en la historia del fútbol.

 

LatinAmerican Post | Javier Aldana
Copy edited by Marcela Peñaloza

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…