fbpx

Comer despacio podría ser la clave para perder peso

Consumir menos calorías haciendo ejercicio no es la única forma correcta de perder peso

Comer despacio podría ser la clave para perder peso

A traves de los años, se han llevado a cabo investigaciones considerables sobre la relación entre la alimentación lenta y la pérdida de peso. El último estudio sobre el tema publicado en el 2018 por la Escuela de Graduados en Ciencias Médicas en Fukuoka, Japón, analizó datos de 60,000 personas con diabetes durante un período de seis años; las personas que comieron a una velocidad normal tenían 29% menos probabilidades de ser obesas que las personas que comieron rápidamente; las personas que comieron lentamente tuvieron 42% menos probabilidades de ser obesas. Y, sorprendentemente, las personas que disminuyeron su alimentación durante el período de estudio tendieron a perder peso con el tiempo. Este último estudio también concluyó que el cese de la cena dentro de las 2 horas antes de dormir, el cese de los bocadillos después de la cena y el hecho de desayunar de forma constante desempeñaban un papel en lograr la pérdida de peso.

Además, un estudio presentado en la Reunión Científica Anual de la Asociación Norteamericana para el Estudio de la Obesidad realizada en 2004 mostró que los hombres y mujeres con sobrepeso en realidad comían menos cuando comían a un ritmo más lento de lo habitual. Otro estudio llevado a cabo por la Universidad de Fukuoka en 2011, analizó los cambios de peso de 529 hombres en un período de 8 años. Aquellos que reportaron ser comedores "rápidos" ganaron más del doble que los que se autodescriben como "lentos" o "medianos".

 

La razón informada detrás de este fenómeno de comer lentamente y perder peso, es la supresión de la hormona gherlein por el intestino, que controla el hambre. Se cree que el cerebro tarda unos 20 minutos en registrar el cambio de nivel de la hormona que indica que alguien está lleno. Si una persona come rápido, él o ella puede continuar comiendo más allá del punto de plenitud aumentando su ingesta de calorías. Por otro lado, los resultados mencionados anteriormente coinciden con otros estudios que han demostrado que las personas que comen más rápido también tienden a pesar más; e incluso se ha sugerido que comer rápido se asocia de manera independiente con la resistencia a la insulina, la principal causa de diabetes mellitus tipo dos.

La pérdida de peso es un problema que va más allá de los estándares de belleza. La obesidad se considera un factor de riesgo importante para la enfermedad cardíaca isquémica, accidente cerebrovascular, ciertos cánceres, diabetes, e incluso se informó que es el problema de salud más importante a nivel mundial.

Este vínculo entre el aumento de peso y el comer rápidamente puede ser útil para fines educativos públicos. Comer más despacio debe interpretarse más como una medida de salud preventiva para perder peso aparte de seguir programas dietéticos complicados. También es importante recordar que una dieta saludable y hacer ejercicio no solo se trata de perder peso, sino de mantener un estilo de vida saludable. Dicho esto, aquí hay algunas cosas que puede hacer para ayudarlo a comer más despacio:

  • Mastique más: los dietistas han sugerido que los alimentos duros deben masticarse de 20 a 30 veces.
  • Desactive las distracciones: intente evitar la tecnología y las pantallas mientras come.
  • Respire: tome respiraciones entre bocados.

 

Latin American Post | Lili Cortés

Traducido de "Eating slowly could be the key to keeping the weight off"

 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…