Armas: ¿'Made in Latinoamérica'?

Brasil encabeza la lista mientras Colombia desarrolla arsenal para competir

Armas: ¿'Made in Latinoamérica'?

La exportación de armas de Latinoamérica para el mundo es un negocio que continúa creciendo a pesar de la situación de inestabilidad que atraviesan muchas economías del mundo. Según el Sipri, el instituto de Investigación para la paz Internacional de Estocolmo, por sus siglas en Inglés, el sube y baja en los índices del crudo ha generado en los últimos 4 años recortes militares en algunos países.

Sin embargo, las ventas de armas por naciones latinoamericanas han venido en ascenso. De acuerdo con informes de la BBC, Brasil incursionó en esta industria en los años ochenta, cuando vendió los tanques Cascavel a Colombia. Estos eran fabricados por la empresa Engesa, la cual se declaró en bancarrota en 1993.

Para los años noventa, la empresa brasilera Embraer fabricó el avión Tucano, usado actualmente en Colombia por la Fuerza Aérea para combates contra guerrillas. Esta aeronave también fue comprada por Estados Unidos y Afganistán.

Brasil sigue encabezando la lista de grandes proveedores de armamento gracias a su descomplicada forma de negociar, sin restricciones al cliente respecto al uso de las armas, o incluso sin importar el historial en relación a vulneración de derechos humanos. Estas características, para algunos, críticos parecen un buen mercado para mercenarios.

Las armas vendidas por Brasil al Medio Oriente han superado los 85 millones de dólares, seguido por Chile con 20 millones, Ecuador con 6 millones -en tercer lugar- y Colombia con 1 millón. Este último país busca abrir mercados a su negocio de bombas con el sello de “Indumil”, la industria militar que fabrica armamento para sus Fuerza Armadas.

En el 2017, los ingresos mundiales de Brasil sobrepasaban los 375 millones de dólares provenientes de las ventas de armas a Estados Unidos, Bélgica, Estónia, Alemania y Arabia Saudita.

México se ha caracterizado en este mercado por la venta de armas cortas, recibiendo en el mismo período 73 millones de dólares, en especial por ventas a Estados Unidos, Honduras, Paraguay y Alemania. En el negocio de armas cortas, Argentina también tuvo ganancias por 19 millones de dólares, con clientes como Estados Unidos, República Checa, España y Austria.

Debido a su experiencia de medio siglo en lucha contra guerrillas, Colombia ha venido desarrollando armamento de alta calidad:

  • Lanzagranadas MK-1 y MGL,
  • Pistolas como la Walther P 22,
  • Lanchas de patrullaje fluvial LPR 40,
  • Bombas aéreas de 500 libras,
  • Aviones Tucano modificados
  • Helicópteros como el Arpía 1, 2, 3 y 4, los cuales son una adaptación del Sikorsky AHL 60
  • Fusiles de asalto Galil ACE.

El mercado de armas a nivel mundial supera los 75 mil millones de dólares. Tan solo en los últimos tres años, las ventas de Estados Unidos han alcanzado los 20 mil millones de dólares, después de Rusia con once mil millones. Sin embargo, los países Latinoamericanos también son los mejores compradores, los negocios con Rusia superaron los 10 mil millones de dólares.

La venta de armas a nivel mundial es una fuente permanente de ingresos en el lado legal de la economía y más aún en el mercado negro. 

 

Latin American Post | Luis Alfonso Fernandez
Copy edited by Marcela Peñaloza

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…