fbpx

Biosferas de Amazon: una nueva forma de construir

En estas oficinas los empleados trabajan con luz natural, entre arroyos, arbustos y junto a la flor cadáver

Biosferas de Amazon: una nueva forma de construir

Amazon, además de revolucionar el concepto de comercio electrónico, ahora quiere transformar sus oficinas en amplios espacios verdes, donde los muros se reemplazan por árboles, la electricidad por iluminación natural y el aire que se respira puede llegar a ser tan fresco como el de una selva tropical.

Finalizando enero, el gigante tecnológico inauguró tres biosferas en sus terrenos de Seattle, EE.UU. Las enormes esferas de vidrio y acero, han sido adecuadas para mejorar las condiciones y el desempeño de los trabajadores de Amazon. Allí no existen muros de concreto, oficinas cerradas ni puestos de trabajo. En su lugar, los empleados se pueden reunir en cabañas suspendidas en árboles de más de 10 metros de altura, o en una de las múltiples estaciones de trabajo ubicadas a lo largo de senderos y pequeños arroyos. Se ha considerado como un entorno ideal, que como lo indica la compañía, “puede inspirar la creatividad e incluso mejorar el funcionamiento del cerebro”.

Las condiciones ambientales dentro de las esferas transparentes, están cuidadosamente pensadas para asegurar el bienestar tanto de los empleados, como del ambiente natural que los rodea. “Las plantas, los árboles, la luz del sol, la tierra y el agua son los protagonistas. El sonido del agua que fluye y el aroma de las plantas en flor crean inmediatamente una inmersión botánica que aleja a los visitantes del entorno urbano”, menciona la empresa en un comunicado oficial.

Hogar de la “flor cadáver”

Suena futurista pero las biosferas de Amazon ya se convierten en un ejemplo tangible de crecimiento urbano sin destrucción natural. Las esferas, que están interconectadas entre sí, albergan además de empleados, 40 mil plantas de 400 especies de todo el mundo. Una de las que ha despertado mayor curiosidad tanto a la prensa, como a habitantes de la ciudad es la “flor cadáver”.

La “Amorphophallus titanum” o “flor cadáver”, es una planta gigante originaria de las selvas de Sumatra en Indonesia. Su particular nombre le fue adjudicado debido al fuerte hedor que emite como mecanismo de defensa: un olor similar al de carne en descomposición. La flor de esta planta tiene un lento crecimiento que puede durar hasta 10 años. Una vez ha alcanzado su madurez, la flor llega a medir tres metros de altura, adquiere un peso de 75 kilos y su vida puede extenderse hasta por 40 años.   

Amazon decidió cultivar la flor cadáver dentro de sus instalaciones porque son muy pocos los invernaderos que se dedican a la preservación de la curiosa planta. Además se considera un interesante acontecimiento que tanto empleados como habitantes del sector, puedan evidenciar y llevar registro del crecimiento de la flor a lo largo de 10 años.

De las tres biosferas de Amazon la más grande tiene 30 metros de altura y 40 de diámetro. Eestán acompañadas también por cinco rascacielos medianos que buscan revitalizar la ciudad y enviar un mensaje para la preservación y el cuidado de las especies vegetales. Como lo expresa la compañía en su comunicado, “los empleados de Amazon pueden trabajar en un entorno que parece más una selva tropical perdida entre las nubes que una oficina”.

Aunque las instalaciones son de uso exclusivo para los trabajadores y no está planeado abrirse para el público externo, sí se aceptan visitas institucionales o previamente planeadas.  

 

Latin American Post | Krishna Jaramillo

Copy edited by Laura Rocha Rueda

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…