Colombia: sector de calzado y marroquinería reciben apoyos económicos

El Gobierno Nacional anunció que se darán aportes de hasta $2.700 millones de pesos

Colombia: sector de calzado y marroquinería reciben apoyos económicos

En el marco de la International Footwear and Leather Show, IFLS, la feria de marroquinería y calzado más importante de Colombia, el Gobierno Nacional anunció que ofrecerá $2.700 millones de pesos para mejorar la productividad y competitividad de este sector que, en 2017, registró importaciones por $159 millones de dólares, lo que representa el 1% del producto interno bruto de la economía colombiana.

Los estímulos serán aportados a través del Servicio Nacional de Aprendizaje, SENA, y la Asociación Colombiana de Industriales del calzado, cuero y sus manufacturas, ACICAM. “Realizar esta alianza con ACICAM, nos permite dejarle al próximo gobierno un plan de trabajo de lo que deben ser los centros de calzado del SENA en el país”, afirmó el director de la institución educativa, José Antonio Lizarazo.

Igualmente, la ministra de Comercio, Industria y Turismo, María Lorena Gutiérrez anunció que se habilitaría una nueva línea de crédito de $50 mil millones de pesos que permitirá fomentar la exportación y la modernización de las instalaciones de la industria de la marroquinería y el calzado. 

¿Cómo se proyecta la industria de marroquinería y calzado en Colombia para el 2018?

El 2017, fue un año complicado para la industria marroquinera y de calzado puesto que en Colombia se implementó una reforma tributaria que encareció muchos bienes y servicios, aumentando el impuesto al consumo de 16 al 19%. En consecuencia, los colombianos no gastaron tanto como en años anteriores, afectando el crecimiento de la economía. 

Es incierto qué pasará en 2018. Es probable que, en un futuro próximo, Colombia implemente una segunda reforma tributaria que afecte aún más el consumo de los colombianos. También es un problema el contrabando originario de China que ha frenado el crecimiento del sector del calzado y el cuero. 

No obstante, el gobierno colombiano implementó en noviembre de 2016 dos decretos, el 1744 y 1745, que impiden la entrada al país de importaciones cuyo precio sea “ostensiblemente bajo”. Según la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales de Colombia, DIAN, este contrabando ingresa al país a un costo subfacturado de $1 dólar, aproximadamente, y el calzado, llamado “subfacturado”, se ha reducido de 20 millones de pares a solo 1 millón.

“Durante el año pasado, los operativos anti contrabando permitieron 6.085 aprehensiones de calzado por más de $37.000 millones. Y en lo que vamos de 2018, van 312 aprehensiones avaluadas en $993 millones en calzado, polainas y artículos análogos”, declaró la ministra durante la IFLS.

Sin embargo, con el cierre de la feria, la ministra de Comercio espera que hasta 20 nuevos mercados potenciales se abran para esta industria, como Chile, Costa Rica, Estados Unidos, las islas del Caribe, Guatemala, El Salvador y Honduras. “La industria del calzado, el cuero y sus manufacturas tiene todavía más espacio para aportar en la economía nacional sin desconocer que ya tiene una importante participación”, señaló Gutiérrez.

De todas formas, la industria debe competir frente a una oferta desleal y una economía desincentivada, lo que en términos reales solo representa pérdidas para los comerciantes del calzado y el cuero, a pesar de que el valor de la producción de esta supera los $2 billones de pesos anuales de acuerdo con ACICAM.   

 

Latin American Post | Iván Parada Hernández

Copy edited by Susana Cicchetto

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…