fbpx

Facebook contra las criptomonedas

La red social informó sobre la prohibición de anunciar y promocionar criptomonedas en su plataforma

Facebook contra las criptomonedas

La decisión tendría un gran impacto sobre los mercados y la promoción de las criptomonedas. ¿Cómo se afectará el valor? ¿A qué se debe esta medida? ¿Podría acelerar el estallido de una burbuja financiera?

En el año 2017, las criptomonedas incrementaron exponencialmente sus precios, lo que ha provocado un auge en su demanda. En especial, la demanda se presenta a la hora de adquirir Bitcoin, cuyo precio subió en 1700%, su valor máximo, en el 2017.

Este comportamiento volátil señala que podría tratarse de una burbuja especulativa, la cual tarde o temprano podría estallar. Un ejemplo de una burbuja especulativa, es el caso de la South Sea Company, una empresa comercializadora británica del siglo XVIII que atrajo grandes inversiones a partir de expectativas de un mayor comercio con Suramérica. 

Así, el valor de la compañía aumentó considerablemente. No obstante, debido a que el comercio con Suramérica se encontraba controlado por España, estas ganancias nunca se materializaron y la burbuja estalló, provocando grandes pérdidas a los inversores.

La decisión de Facebook

En este sentido, la red social Facebook le declaró la guerra a las criptomonedas. A pesar de que Facebook está a favor del crecimiento de compañías emergentes, algunas de estas empresas no están actuando de buena fe. La red social anunció la prohibición de realizar publicidad sobre las criptomonedas así como establecer ofertas iniciales de monedas -las llamadas "initial coin offerings" o ICOs-.

La decisión también se debe a que frecuentemente las criptomonedas son asociadas a malversaciones de fondos o a prácticas ilegales. De igual forma, la red instó a sus usuarios a reportar este tipo de actividad que ya no es válida. Esta prohibición, provocó reacciones negativas en el mercado de las criptomonedas, con un gran impacto negativo en la cotización de las mismas.

¿Qué es ICO?

Las ICOs son mecanismos usados por empresas emergentes para obtener recursos. Este mecanismo constituye un medio por el cual se emite una criptomoneda asociada a un proyecto. Así, se puede obtener grandes cantidades de recursos para financiar una compañía. En otras palabras, puede decirse que se asemeja al crowd-funding, método a través del cual un emprendedor anuncia su idea y vende una criptomoneda para conseguir dinero con el que iniciar un negocio.

El problema de este mecanismo son las diversas estafas que se han generado, debido a que pueden presentarse proyectos falsos que obtienen cuantiosos recursos mediante una ICO y luego el dinero invertido desaparece. Al no haber ningún tipo de regulación para estos fondos, las ICO constituyen un mecanismo para que los estafadores sin escrúpulos realicen legitimación de capitales.

Estas son las razones que han llevado a la red social Facebook a prohibir la publicidad de las ICO, con el fin de evitar las ofertan engañosas, los fraudes y así proteger a los usuarios de la plataforma. A esta medida también se han sumado distintos países que han prohibido las ICO como fuentes de financiamiento, mediante la regulación del uso de las criptomonedas.

Más prohibiciones contras las criptomonedas

Corea del Sur, uno de los mayores mercados para las monedas virtuales, busca prohibir su uso, debido a que considera que el mercado de las criptomonedas está fuera del control de las leyes. Asimismo, afirma que las monedas virtuales no funcionan como medios de pago y son usados para actividades ilegales.

Por su parte, en septiembre del año pasado, China vetó las transacciones con bitcoins para las entidades bancarias, ya que considera que este tipo de operaciones contribuyen a la recaudación ilegal de fondos. Además, anunció la intención de hacer ilegal el minado de criptomonedas.

En ese contexto, la medida tomada por Facebook aunado a la necesidad de los gobiernos de regular las criptodivisas, permitiría evitar la especulación y la creación de fondos fantasmas. No obstante, también provocaría una caída en el valor de la criptomoneda, lo cual podría reducir la posibilidad de una burbuja financiera. El desarrollo futuro de los acontecimientos mostrará si las criptomonedas corresponden a activos especulativos o al contrario constituyen activos sostenibles en el tiempo. 

 

LatinAmerican Post | Pedro Delgado
Copy edited by Marcela Peñaloza