fbpx

Elecciones 2018: ¡De las Redes a las Urnas!

Los jóvenes están en la encrucijada de si votar es útil para el cambio

Elecciones 2018: ¡De las Redes a las Urnas!

En el marco escandalosos casos de corrupción en Latinoamérica, es difícil pensar de forma optimista hacia las elecciones presidenciales de 2018 para las 2/3 partes de la población regional. Costa Rica, Colombia, Paraguay, México, Brasil y Venezuela viven situaciones políticas muy particulares: desde un partido único que viene ganando prácticamente todas las elecciones hace 70 años (México), hasta un intento de mantener un régimen autoritario por la fuerza bajo las banderas de una revolución que viene en declive (Venezuela).  Es, en general, un panorama político de poca credibilidad y muy desalentador, en el que la población tiene un bajo nivel de confianza  en sus dirigentes. Entonces, ¿qué alternativa nos queda?

 

Bajo estas dinámicas vergonzosas es entendible que los jóvenes (15–24 años) no tengan interés alguno hacía la política de sus países, ya que tienen otras preocupaciones más importantes en que ocupar su tiempo como sus estudios o qué hacer después del colegio. Sin embargo el 2018 tendrán lugar unas elecciones en la que los llamados “Millennials” jugarán un papel clave, ya que los nacidos en este siglo cumplirán su mayoría de edad y tendrán la oportunidad de llevar su inconformidad más allá de las redes sociales, a las urnas.

 

En 2018 se cumplen 50 años del mítico 1968, el año de la contracultura, en donde miles de jóvenes estudiantes lograron cambiar los rumbos de países como Francia, Estados Unidos, Brasil, México, Italia. Mediante masivas movilizaciones les permitieron apropiarse de su futuro y cuestionar el sistema actual en el cual vivían para plantearse la utopía de construir un nuevo camino al preguntarse ¿hacía donde vamos? En esos tiempos, la música como canal de expresión retumbó en todos los rincones con letras de libertad y justicia; en un mundo polarizado por la guerra fría y las dictaduras, la música se convirtió en motor de esperanza y unión entre miles de jóvenes.

 

En el nuevo siglo con la llegada del internet, las redes sociales y los teléfonos inteligentes nos encontramos en medio de la cuarta revolución industrial, donde los espacios digitales toman protagonismo en las arenas políticas. Son los tiempos de los  “Millennials” o mejor conocidos como “Generación Y”, que representan entre el 16 y el 20 % de la población de Colombia, con cifras similares en los países que se irán a sufragios presidenciales en 2018, según el CIA World Factbook, y que sin duda son un gran desafío para los candidatos. Esta generación poco a poco se han venido movilizando por canales digitales logrando hitos como la reciente “Marcha de las Mujeres” en Washington que tuvo réplicas en 600 ciudades en el mundo, la cual surgió a través de un evento Facebook. Esta generación que consume toneladas de información en segundos y que se encuentra interconectada permanentemente tiene en sus manos el poder de girar el rumbo de sus países.

 

Sin duda, el espacio digital llega con fuerza como un canal de manifestación ciudadana potente y que gracias a organizaciones como Change.org  han logrado condensar las voluntades comunes de los ciudadanos. Es tan importante que en Colombia, por ejemplo, el Ministerio del Interior promueve el programa “Causas Ciudadanas” en el cual se compromete a intervenir en causas que reúnan más de 20,000 seguidores digitales siempre y cuando sean de su competencia. El viceministro Luis E. Gómez habla de la era de la “Googlecracia” en la que la política debe aliarse con la tecnología para llegar a más personas y no pasar de moda.

 

Todas estas movilizaciones han tenido gran peso en la actualidad regional. Sin embargo, la política se sigue definiendo en las urnas físicas y no en arenas digitales. El reto de la “Generación Y”, que por primera vez tendrá la posibilidad de votar, es informarse bien de los programas propuestos. Que no se dejen engañar por propaganda barata basada en miedos, sino que construyan criterios propios sobre verdades y realidades. Que salgan a votar masivamente, ya que es la única forma en que podrán participar activamente de su futuro. Que el hashtag tendencia del día sea #yovoté, impidiendo que les metan un gol antes de empezar el mundial de Rusia. Querido Milennial, si está cansado de los políticos que tiene, salga, vote y elija bien.

 

 

Latin American Post | Juan Neira

 

 

Otros

Ni silencio ni olvido

Guardar silencio y no denunciar legalmente los abusos sexuales por miedo, no evita que sigan pasando, peor aun, recrudece la violencia sexual.