El raro fenómeno de la superluna azul de sangre

Las condiciones son tan especiales que no coinciden desde hace más de 150 años

El raro fenómeno de la superluna azul de sangre
Este miércoles, 31 de enero se dará una rara coincidencia de fenómenos astrológicos: un eclipse lunar, una superluna, una luna azul y una luna de sangre. La última vez que ocurrió un fenómeno similar fue en 1866 y el próximo ocurrirá en el 2037.

El término superluna hace referencia a una luna que está llena cuanto se encuentra en el punto más cercano en su órbita alrededor de la Tierra. A simple vista podemos apreciarla entre un 10% y un 15% más grande de lo habitual.

Según la NASA, la totalidad de esta superluna se verá sobre el océano Pacífico en un arco desde el este de Asia hasta el oeste de América del Norte. "Lentamente, la luna comenzará  perder su brillo y cobrará un tinte rojizo debido a la forma en que la atmósfera comba la luz", explicó la organización.

El segundo fenómeno corresponde a la luna azul, que hace referencia a la segunda luna llena del mes. El efecto visual es que se verá una "superluna" al estar cerca del punto más cercano a la Tierra.

Por otro lado, se producirá un eclipse total lunar en el que la tierra, el sol y la luna se alinearán. En este fenómeno, la luna llena coincide con el momento en que la luna entra en la sombra de la tierra produciéndose así un eclipse.

El último suceso será la luna de sangre; durante el transcurso del eclipse, la atmósfera de la Tierra filtrará la luz azul y verde de los rayos solares, pero dejará en cambio pasar la roja, por eso la luna se teñirá con el reflejo del brillo rojizo que le llegará procedente de nuestra atmósfera.

"La parte roja de la luz llega a la Luna. Si estuviéramos en la Luna veríamos el mismo color que se ve en una puesta de sol. Pero en este caso sería una puesta de sol que se vería como un anillo rojo alrededor de la Tierra y ésa es la luz que viene a iluminar la Luna y por eso se ve roja", afirmó Francisco Diego, catedrático de astronomía de University College London o UCL.

Como este eclipse se da junto a los Nodos, se recomienda estar en contacto con las necesidades más profundas, arriesgar a conocer zonas de nuestra emocionalidad que permanecían escondidas y reorientar aspectos viejos que ya no nos sirven para dar más fuerza a los nuevos comienzos.

El eclipse no se podrá ver en América del Sur, África y Europa, mientras que en América del Norte será visible antes del amanecer del 31 de enero. En Asia, Australia, Nueva Zelanda y este de Rusia podrá verse el eclipse lunar total. Comenzará a las 10:51 UTC (universal coordinated time); tendrá su momento máximo a las 12:51 y terminará 16:08.

 

Latin American Post | Luisa Fernanda Báez

Copy edited by Susana Cicchetto

 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…