fbpx

Centroamérica: Alerta por muerte masiva de peces

La tragedia ecológica amenaza tanto la economía como la salubridad de cientos de habitantes

Centroamérica: Alerta por muerte masiva de peces

 

Durante las últimas semanas, el río Lempa que recorre Guatemala, Honduras y El Salvador, se ha convertido en el escenario de una evidente tragedia ecológica. Miles de peces flotan sin vida por la superficie del afluente, dejando paralizados a ciudadanos, ambientalistas y agricultores de diversas zonas de la región.

 

El río Lempa tiene un trayecto de 422 kilómetros. Nace en Guatemala, recorre Honduras y desemboca finalmente en el Pacífico de El Salvador. Durante su trayectoria, el agua del Lempa se utiliza para irrigar cultivos, alimentar plantas hidroeléctricas y abastecer el consumo de ciudadanos, principalmente en El Salvador.

 

Por esta razón, la mortandad de peces activó las alarmas en varias regiones de las tres naciones centroamericanas, alertando a la comunidad respecto al consumo del agua contaminada.  

 

"Hago un urgente llamado a los ministros de Medio Ambiente de los tres países para que detengan este ‘ecocidio’", así lo manifestó a la agencia de noticias AFP, el director de la Mancomunidad Trinacional Río Lempa, Héctor Aguirre. El director argumenta que la muerte masiva de peces no solo representa una amenaza ambiental, sino también una pérdida económica significativa para las cientos de familias que dependen de la pesca y la agricultura.

 

De acuerdo con relatos de agricultores entrevistados por periodistas de AFP, en la historia reciente nunca se había registrado una catástrofe ambiental como la actual en el río Lempa. Uno de los cultivadores contactados, incluso manifestó que en sus años de trabajo nunca imaginó presenciar el fin de especies de peces como el guapote, el tepemechín y el sábalo.

 

¿Qué está causando la incontrolable mortandad?

 

Los ambientalistas responsabilizan a los productores de café en Guatemala por la muerte masiva de peces en el Lempa. Según explicaciones de especialistas en el tema, el agua utilizada para despulpar y lavar el café, es más espesa y contiene compuestos químicos. Una vez el agua es liberada en ríos o entra en contacto con agua limpia, esta elimina el oxígeno. Como consecuencia, los peces mueren asfixiados.

 

Según estudios ambientales realizados por la Universidad San Carlos, en Guatemala, el río Lempa en condiciones generales se mantiene contaminado. Sin embargo, la situación se recrudece durante la época de cosecha de café.

 

Como lo sostiene el director de la Mancomunidad Trinacional Río Lempa, "la solución pasa por que los Estados apliquen una legislación y por que se apoye al sector privado de esta región para reconvertir la industria cafetalera mediante inversiones que le permitan seguir generando empleo y desarrollo sin contaminar".

 

Esta no es la primera vez que la contaminación en el agua causa la muerte masiva de especies acuáticas en Latinoamérica. En meses anteriores, México protagonizó un escenario similar, cuando miles de peces flotaron sin vida en el Río Hardy y la Laguna de México.

 

En octubre de 2017, Paraguay fue otro país que presenció la muerte de entre 5.000 y 10.000 peces en el Río Confuso, ubicado cerca de la zona conocida como el Gran Chaco Americano, un enorme ecosistema sudamericano que se extiende por Argentina, Paraguay, Bolivia y Brasil. En esta ocasión la pérdida de oxígeno en el agua, causada por el vertimiento de líquidos industriales en la zona hídrica, habría sido responsable del daño ecológico producido.

 

Frente a estos recurrentes sucesos, las autoridades ambientales de diferentes naciones coinciden en que aunque se intenta vigilar de cerca la práctica industrial, es difícil controlar en su totalidad el uso y desecho de desperdicios tóxicos que estos gigantes productores generan a diario.  

 


LatinAmerican Post | Krishna Jaramillo
Copy edited by Marcela Peñaloza

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…