fbpx

Una mirada al tenis latinoamericano 2018

El regreso de Juan Martín Del Potro, al top ten del ranking ATP, renueva las ilusiones Latinoamericanas

Una mirada al tenis latinoamericano 2018

A pesar de la derrota de Juan Martín Del Potro frente al español Roberto Bautista en la final ronda del ATP 250 de Auckland por 6-1, 4-6 y 7-5, el pasado 13 de enero, una de las paradas previas al Australian Open, el tandilense es la principal carta latina para el primer Grand Slam, en Australia. El argentino volverá a hacer parte de los diez mejores tenistas del mundo, luego de que en 2014 cayera a la posición 1045.

Con esta bocanada de aire, el tandilense busca su mejor forma en lo físico y técnico y continuar con la buena racha de finales de 2017. Durante los últimos 2 años, Del Potro ha lidiado con una lesión en la muñeca izquierda que lo ha llevado a operársela 3 veces. "Estuve muy cerca de abandonar el tenis porque después de la primera operación, la segunda y la tercera hubo momentos auténticamente tristes para mí, nadie sabía qué tenía que hacer para arreglar el problema", afirmó Del Potro.

Por el momento, el argentino está luchando para recobrar su gran nivel. Sin embargo, no lo hará con su característico juego de golpear la pelota con potencia tanto en el drive como en el revés. Las operaciones en ambas muñecas lo han llevado a replantear su estilo de juego, basado en la potencia de sus golpes. Para evitar que toda la energía desatada en sus golpes llegue directamente a sus articulaciones, Del Potro recurre ahora al “slice” y golpear la pelota raspándola.

Del Potro sacó del puesto 10 al español Pablo Carreño Busta. Mientras que Roberto Bautista Agut y Albert Ramos-Vinolas están en los puestos 21 y 22, respectivamente.

Por otra parte, es alentador que Rafael Nadal se ubique en lo alto del ranking. A pesar de sus rodillas desgastadas, el oriundo de Mallorca, es resiliente. De hecho, por cómo es su juego, un estilo de dinámica, resistencia y desgaste, no se ve que algún otro lo pueda vencer, a excepción de su ¨Majestad¨, Roger Federer.

No todo está perdido

A lo lejos, con un prontuario no muy extenso, pero con un desarrollo intenso y exponencial viene Diego Schwartzman. El deportista es entrenado por un ex tenista profesional y ATP, Juan Ignacio Chela. El argentino de 25 años es la promesa del tenis centro y suramericano en el mediano y largo plazo. A pesar de que Schwartzman no es David Nalbadian o un Gustavo Kuerten, el bonaerense utiliza su juego profundo en la línea final, devoluciones constantes, velocidad y actitud defensiva.

Asimismo, Pablo Cuevas se ubica en el puesto 33 del ranking. El uruguayo busca luchar frente a los mejores y recobrar su mejor posición en el ranking que obtuvo en el 2016, número 19.


En la WTA el panorama es desesperanzador para las tenistas centro y sudamericanas

Por otro lado, en la WTA las expectativas son casi nulas. La mejor ubicada es Mónica Puig, puertorriqueña, número 58.

Finalmente, en dobles de hombres, Marcelo Melo y Bruno Soares son top ten. Los colombianos parejas en dobles Juan Sebastián Cabal y Robert Farah están en los puestos 23 y 27, correspondientemente. En cuanto a mujeres, María José Martínez Sánchez está en el puesto 24.

Definitivamente, el tenis centro y suramericano tiene sus esperanzas puestas en Del Potro. Desafortunadamente, hasta el momento, atrás de él no hay un tenista que esté surgiendo como promesa. La brecha con el tandilense es muy extensa y en el panorama no se ve un latinoamericano en la súper élite de la ATP.


LatinAmerican Post | Daniel Villamil

Copy edited by Marcela Peñaloza

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…