fbpx

Crisis económica en Sao Paulo

Entre los años 2008 y 2014,  el precio de la vivienda se incrementó un 200% anual

Crisis económica en Sao Paulo

Los mega eventos que ocurrieron en Brasil en los años 2008 y 2013 respectivamente agudizaron los problemas económicos y políticos llevando a una inflación media de un 39% y a que los alquileres en Sao Paulo aumentaran en un 95% - en Río un 132%- con esto el único resultado fue que las clases trabajadoras fueron expulsadas hacia las zonas de la ciudad cada vez más alejadas de los puestos de trabajo que antes les quedaba cerca.

En dichas zonas, los trabajadores invierten cinco horas diarias en ir y volver de sus casas al trabajo, muchos a la fuerza optaron por buscar un trabajo que les quedara más cercano a la zona en donde vivían sin embargo son barrios muchos más baratos y en condiciones no tan buenas, por esto último se alejaron y decidieron ocupar terrenos baldíos como la mejor opción para vivir.

Entre los años 2008 y 2014,  el precio de la vivienda se incrementó un 200% anual; el Instituto de Investigación Económica Aplicada (IPEA por sus siglas en portugués) estimó un déficit de 5,4 millones  en cuanto a viviendas y millones de viviendas vacías en todo el país.

En el año 2009, se inició un subsidio de viviendas por parte del gobierno, sin embargo hoy en día las viviendas en estas zonas son cada vez más caras, consideradas de igual manera las más caras por metro cuadrado de toda América Latina. El precio promedio aumentó un 25% desde 2011 y ahora se vive con el temor de que la burbuja inmobiliaria explote y se convierta aún más en una preocupación creciente en Brasil.

El Movimiento de los Trabajadores Sin Techo (MTST), el movimiento social más importante del país actualmente, cuenta con la presencia de siete estados y acciones que han involucrado a más de 50.000 familias. El líder es Guilherme Boulos, prometedora figura de la izquierda brasileña.

Los expertos e investigadores consideran que esto puede llegar a ser una oportunidad grande para demás sectores, lo que unos ven como riesgo otros lo pueden ver como oportunidad. Las consultoras del sector proponen al país como una inversión segura, la ausencia de trabas a los extranjeros al momento de comprar inmuebles, así como el empuje que aún tiene el sector turístico son unos cuantos incentivos para la mejora económica del país.

El aumento desproporcionado de los alquileres ha ocasionado que una de las ciudades más pobladas de Sudamérica se vea en la necesidad de plantar sus propias casas improvisadas en medio de lugares baldíos y sin suficientes recursos para mantener no a una clase C sino una D y E que son las más afectadas, las menos apoyadas con estos cambios, malos manejos económicos y políticos.

El MTST se ha convertido en una oportunidad de miles de hacer valer sus derechos como ciudadanos, principalmente, para forzar a las autoridades a dar un menor precio en los alquileres y bolsa de trabajo en los lugares remotos en los cuales los pobladores han residido con inconformidad. Las facilidades, prestaciones y aumento de salario son los principales objetivos que tiene el movimiento y la ciudadanía brasileña para poder subsistir, sin embargo, líderes y gobernantes siguen preocupados por su propio beneficio sin mirar de cerca las precariedades con que vive hoy la ciudadanía brasileña.    

 

Latin American Post | Cristina Torres

 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…