fbpx

Finanzas Personales: Créditos Rotativos

Es decisión de cada uno ser un inversionista o un consumidor

 

Un crédito rotativo es un producto financiero que otorga al prestatario un cupo crediticio al que puede acceder en cualquier momento. Dicho instrumento estimula el consumo en el mercado, lo que propiciará un mayor volumen de transacciones a lo largo del fin de año. Un producto de esta naturaleza puede ser un arma de doble filo para los hogares latinoamericanos.

Entre los principales promotores de los créditos rotativos en la región figuran: Itaú, Citi, y BBVA. El derecho a utilizar el cupo tiene un valor mensual de aproximadamente 4 dólares, que en la mayor cantidad de casos se deja de pagar una vez se realice el primer desembolso del fondo.

Las tasas de interés en el mercado de esta clase de obligaciones oscila entre el 21.7% efectivo anual y el 32.4% efectivo anual. La vida del préstamo se sitúa alrededor de 1 a 5 años y en caso de presentarse un impago, dicha cuota será grabada con la tasa de interés más alto que sea posible.

Por ejemplo:

Dos jóvenes de 25 años que trabajan en FedEx sacan un crédito rotativo por $1.000 dólares el 20 de diciembre de 2016, negocian el préstamo por 60 meses y obtienen una tasa de interés del 25.41% efectivo anual. Dado lo anterior, deben pagar una cuota mensual de aproximadamente $30 dólares al banco. Los jóvenes actúan independientemente

Un inversionista

El primer joven recibe su dinero, lo retira en su totalidad de un cajero automático y se dirige diligentemente a la bolsa de valores donde adquiere una acción de Amazon por su precio de ventanilla de $750 dólares.

Ahora el inversionista ha convertido su portafolio de $1.000 dólares en uno que consta de una acción valorizada en $750 dólares y $250 dólares en efectivo. El segundo rubro se destinará a pagar las cuotas mensuales de $30 dólares por los siguientes 8 meses.

Al final del octavo mes, el capitalista es dueño de una acción de Amazon, de $10 dólares en efectivo y de una deuda de $906.31 dólares. Dado que los créditos rotativos permiten a sus dueños acceder al saldo pagado, el inversionista tiene la posibilidad de retirar hasta $93.69 dólares del cupo – su obligación ascendería nuevamente a $1.000 dólares.

Así las cosas, el financiero retira $80 dólares adicionales del fondo y con los $10 dólares que tenía previamente paga la cuota mensual de los siguientes 3 meses. Al final del onceavo mes, el estratega tiene una acción de Amazon y una deuda de $952.02 dólares.

El precio de una acción de Amazon el 20 de noviembre de 2017 correspondía a $1.126.6 dólares, es decir que, al vender la acción, su propietario podría pagar la totalidad del pasivo con el banco y se haría de una renta por $174.58 dólares.

Un consumista

El segundo joven decidió gastar los $1.000 dólares que le fueron prestados en una variedad de productos de Amazon Prime. Si el individuo considera que pagar las cuotas de 30 meses de su bolsillo hasta por 60 meses no es un problema, no estará ganando dinero pero seguramente disfrutará de su consumo.

Sin embargo, el segundo joven debe considerar que su dispendio inmediato y valorizado por $1.000 dólares le representará un egreso total de hasta $1.800 dólares en el futuro.

Al final, es decisión de cada uno ser un inversionista o un consumidor.

 

Latin American Post | David Eduardo Rodríguez Acevedo

Copy edited by Susana Cicchetto

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…