La nueva Sudamérica

¿Qué pasaría si Mercosur y la Alianza del Pacífico se unen?

 La nueva Sudamérica

Read in English: The new South America

América Latina está dando pasas acelerados para convertirse en una nueva potencia mundial. Los ministros de hacienda Rodrigo Valdés y Nicolás Dujovne de Chile y Argentina subrayaron la importancia de avanzar en conjunto hacia un proceso de integración regional.

El tema más importante, denotaron, es como ambas naciones seguirán liderando sus propias alianzas internacionales dentro de América Latina. Chile lidera la Alianza del Pacífico, la cual incluye a Colombia, Perú y México, mientras que Argentina está al frente de Mercosur, la unión que agrupa a Brasil, Uruguay y Paraguay.

El principal argumento a favor de la macro-integración regional reside en la expansión substancial de su clase media y del mercado de consumo interno. El despertar de los gobiernos sudamericanos respecto a la importancia de las políticas públicas orientadas a aumentar el empleo y la calidad de vida a través del gasto público ha disminuido la pobreza total del 43.9% al 27.9% en la última década y media.

Una tendencia masiva de urbanización en la región ha buscado disminuir la alta correlación que el hemisferio ha mantenido con el sector primario. Como resultado, el GINI regional disminuyó de 0.547 en 2002 a 0.496 en 2012; el desempleo urbano posa sobre el 6.05%, el mínimo valor histórico reporta la CEPAL.

El segundo argumento a favor de la integración regional tiene que ver con las abundantes reservas de minerales estratégicos en la zona. Las tendencias globales indican que el litio será un material clave para el futuro en la sustitución del petróleo; el auge de los carros eléctricos es indudable. Otros metales preciosos que se encuentran en tierra latinoamericana son: Bauxita, cobre, oro, plata, estaño, hierro, molibdeno y zinc.

Adicional a los metales preciosos, América Latina concentra el 52% de la producción global de soya, 16% del total de maíz y carne, tanto como el 11% de la oferta de leche. La región concentra el 33% de las reservas mundiales de agua dulce, fenómeno que se relaciona con el hecho que 17 países del área son considerados megadiversos.

Sin embargo, también surgen grandes retos de la idea tras una alianza regional. La alta dependencia en la extracción local y la tercerización de sus procesos logísticos han hecho a la región poco competitiva en su sector de exportaciones. América Latina cuenta hoy en día con tan solo el 5-6% de las exportaciones mundiales, ya que solo el 1% de sus compañías se dedican a dicho comercio.

El mayor reto que enfrenta una Suramérica unificada es la falta de una economía del conocimiento. América Latina y el Caribe concentra el 2% de las patentes mundiales, este fenómeno se explica a través de la baja inversión de sus gobiernos en ciencia y tecnología. El promedio es de tan solo 0.84%.

Brasil tiene una inversión promedio de 1.21% en ciencia y tecnología, lo que esconde el hecho que la mayoría de las naciones invierte menos del 0.5% de su Producto Interno Bruto en desarrollo intelectual.

Los retos de América Latina no opacan su potencial. Sin embargo, estos puntos son clave para gestar una transición abierta y eficiente hacia un mundo más equitativo y sostenible.

 

Latin American Post | David Eduardo Rodríguez Acevedo

Copy edited by Susana Cicchetto

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…