Mitos urbanos: ¿Hitler en Latinoamérica?

Algunos dicen que el jefe del partido Nazi se refugió en América Latina en lugar de haberse suicidado

Mitos urbanos: ¿Hitler en Latinoamérica?

La Segunda Guerra Mundial ha sido uno de los acontecimientos más oscuros y sanguinarios de la historia, con la muerte de más de 50 millones de personas, de las cuales, aproximadamente 6 millones fueron Judíos inocentes quienes murieron a manos del régimen Nazi. Adolf Hitler fue el dictador encargado de dirigir a toda la Alemania Nazi a lo largo de la guerra, sus políticas y pensamientos antisemitas lo llevaron a aplicar extremas medidas en contra de toda aquella etnia que discrepara de sus ideales de construir una raza aria pura. Por lo tanto, entre 1941 y 1945 se originó uno de los peores genocidios conocido como el Holocausto, en el cual los alemanes se dedicaron a perseguir, torturar y asesinar gitanos y judíos y otras minorías.

En 1944 los Aliados empezaron a tomar control sobre los territorios del Eje y fue en 1945, cuando los Soviéticos se apoderaron de Alemania, que la guerra llegó a su final. Sobre el destino de Hitler, la historia universal cuenta que al verse rodeado por el ejército Soviético, decidió suicidarse en su bunker junto a su esposa Eva Braun, sin embargo, se han establecido hipótesis de que Hitler en realidad, huyó de Alemania.

Tras la falta de pruebas de su aparente muerte, los rumores de que Adolf Hitler huyó a Suramérica se intensificaron. Una de las primeras versiones surgió en Julio de 1945, cuando el mismo líder soviético, Iósif Stalin dijo a los líderes de los Aliados que Hitler había huido y se encontraba en España o Argentina. Esta teoría suscitó grandes dudas alrededor del mundo. Sin embargo, la Unión Soviética cambió su versión inicial, revelando que habían encontrado el cuerpo del dictador. Según las versiones de algunos de sus colegas capturados, Hitler había ordenado que él y su esposa fueran incinerados después de sus muertes ya que no querían ser exhibidos en público como lo fue Benito Mussolini, razón por la cual se hizo difícil identificar completamente el cuerpo encontrado, aun así, su estatura y forma de las orejas diferían del verdadero Hitler según versiones de soldados Alemanes. Esta fue la razón que motivó al FBI Norteamericano a Investigar la verdadera suerte de Hitler.

En archivos de la FBI, consultados por el periodista Eric Frattini, se revela que entre 1932 y 1939 Alfred Ritscher, líder Alemán, dirigió una expedición en Argentina, donde se construyó una fortaleza para los submarinos Alemanes, además el despacho del FBI recibió noticias de un submarino que partió de Alemania hacia las costas Argentinas y posteriormente recibieron la notificación de que vieron a Hitler desembarcar en Argentina junto a su esposa y algunos altos mandos Nazis, y en seguida perderse en los Andes de este país. Según testimonios, Hitler vivió hasta 1955 en una Hacienda en la Cordillera de los Andes argentinos, posteriormente, emigró a Paraguay bajo un nombre diferente.

A pesar de su fuga, el Führer no vivió completamente escondido, por el contrario, varios testigos aseguran haber visto a Adolf Hitler en diferentes territorios suramericanos, donde había una fuerte presencia de comunidades Nazis que lo apoyaban fielmente, países dentro de los cuales se encontraban Brasil y Colombia. En esta última nación, diferentes personas cuentan que Hitler se refugió en un hotel en Tunja, el cual estaba a cargo de un alemán. Según las anteriores pruebas y los relatos ofrecidos, la verdadera causa de muerte de Adolf Hitler fue muy diferente a la que la historia cuenta, éste murió por causas naturales en 1971 en Paraguay.

 

Latin American Post | Manuela García

Copy edited by Laura Rocha Rueda

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…