fbpx

¿Un cerebro conectado a Internet?

‘Brainternet’ abre la Caja de Pandora que durante décadas los científicos han querido descifrar

¿Un cerebro a Internet?

Si intentásemos visualizar la vida actual sin Internet, tendríamos que imaginar un mundo paralizado en medio del colapso. Transacciones irrealizables, sistemas caídos, comunicaciones imposibles, información inasequible y una humanidad impotente deambulando por las calles sin rumbo, y peor aún, sin redes sociales que les permitan huir del tiempo y el espacio real. Por fortuna el escenario apocalíptico no parece estar en nuestro futuro cercano, puesto que un grupo de ingenieros bioquímicos marcaron un hito en la historia, al conseguir conectar por primera vez un cerebro a Internet.

Los científicos de la Universidad de Witwatersrand de Johannesburgo, Sudáfrica, convirtieron el cerebro humano en un nodo de ‘Internet de las Cosas’, lo cual permite que el cerebro, a través de su actividad eléctrica, pueda controlar objetos electrónicos y aumentar su capacidad mediante la comunicación humano-máquina. El proyecto denominado ‘Brainternet’ también haría posible que en un futuro se pudiesen compartir pensamientos en línea, similar a como hoy en día se reciben textos de mensajería instantánea, pero en dicho caso serían ideas, algo semejante a la ‘telepatía’ transformado por la ciencia.

"Brainternet es una nueva frontera en los sistemas de interfaz cerebro-computadora. Hay una falta de datos fácilmente comprensibles acerca de cómo funciona un cerebro humano y procesa la información. Este sistema trata de simplificar la comprensión de una persona de su propio cerebro y el cerebro de los demás a través de la supervisión continua de la actividad cerebral, así como permitir una cierta interactividad. En esencia, simplificar la comprensión de una persona de su propio cerebro y el cerebro de otros", explica para medios internacionales Adam Pantanowitz, líder del proyecto.

¿Cómo lo lograron?

La conexión directa entre el cerebro humano e Internet se logró por medio de una computadora Raspberry Pi. Primero se registró la actividad eléctrica cerebral en un eletroencefalograma que luego fue transmitida y replicada en una computadora que permitió registrar en tiempo real la actividad cerebral del individuo. 

Los objetivos de este tipo de proyectos son ambiciosos e incomprensibles para muchos de nosotros. Sin embargo, algunos de los beneficios que podemos entender más fácil, sería la capacidad de esta conexión de ‘hackear’ el cerebro para corregir enfermedades neurológicas como el Párkinson, el Alzhéimer, la Demencia o los trastornos psiquiátricos. Otros escenarios, alimentados un poco más por la ficción, nos podrían sugerir un mundo similar a Matrix, en donde el ser humano tendría la capacidad de aprender un idioma o habilidad en segundos, con el solo hecho de descargar un programa en su cerebro a través de Internet. ‘Brainternet’ abre la Caja de Pandora que durante décadas los científicos han querido descifrar. Mientras este avance le otorga a la humanidad un sin fin de posibilidades para continuar sumergiéndose en el futuro, nos hace preguntar si depender tanto de la tecnología llegará a ser catastrófico en algún momento.

 

Latin American Post | Krishna Jaramillo

Copy edited by Laura Rocha Rueda

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…