fbpx

Guatemala exige la renuncia presidencial

Pese las protestas sociales en contra del presidente Jimmy Morales, el congreso le da su apoyo y lo protege de investigaciones

Guatemala exige la renuncia presidencial

Read in English: Guatemalans call for resignation of their president

El Congreso de Guatemala evitó de nuevo el inicio de una investigación penal contra el presidente Jimmy Morales, ya que no se alcanzó la cantidad de votos suficientes para retirarle la inmunidad al mandatario quien es señalado por corrupción por la fiscalía y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) de la ONU.

En esta nueva votación, 70 legisladores votaron a favor de quitarle la inmunidad a Morales y 42 votaron en contra, pero se necesitaban 105 para alcanzar el objetivo. En el primer intento de votación, que se llevó a cabo una semana antes, solo 25 de los 158 congresistas estuvieron a favor de que fuera investigado el presidente, pero la presión que ha ejercido la sociedad hizo que subiera la participación, aun cuando el resultado no fue favorable.

El presidente guatemalteco por medio de un comunicado expreso que respeta la decisión del Congreso y que el fallo "debe ser comprendido dentro del contexto de la independencia de poderes públicos". Sin embargo, el comunicado sale a la luz después que Morales ya había agradecido públicamente a los diputados por mantener su inmunidad. A pesar de la victoria del mandatario, este tendrá que reemplazar a tres de sus ministros puesto que renunciaron a sus cargos debido a la crisis en la que se ha visto sumergido el ejecutivo.

Pese al resultado, los diputados siguen teniendo presente la presión que hay en las calles, pues la población exige la salida del presidente, así como una depuración al congreso para sancionar a los congresistas que permiten y promueven la corrupción. Esta iniciativa surge después que fuera aprobada un tipo de inmunidad que protege a los secretarios generales de los partidos políticos de investigaciones por corrupción, como en el caso del presidente actual. La corte constitucional del país tuvo más peso que el congreso, en sí, y evaluando las protestas sociales, tumbaron la propuesta. Con la acción de la Corte, los ciudadanos se sienten respaldados y ven que hay un poder público que no se ha corrompido que aun lucha por los intereses comunes.

El Poder Público Judicial, ya es la segunda vez que choca contra el gobierno y el congreso, ya que en un primer enfrentamiento tumbó la iniciativa de sacar del país al jefe de la comisión anticorrupción de la ONU Iván Velásquez. El jefe de la Comisión anticorrupción de la ONU se ha ganado el respeto y admiración de la ciudadanía al esclarecer casos de corrupción fuertes, como aquel que trajo al suelo la presidencia de Otto Pérez en 2015.

La crisis política en Guatemala se desencadenó hace algunas semanas cuando el presidente Morales fue acusado por el Tribunal Supremo Electoral de anomalías en las finanzas del partido que lo llevó al poder cuando era secretario general. Estas acusaciones fueron el resultado de investigaciones que adelanta la Fiscalía en compañía de la CICIG.

Además de la acusación de corrupción, la Contraloría General de Cuentas de Guatemala le ordenó al presidente devolver aproximadamente 61,000 dólares de un sobresueldo que recibía del ejército además de un salario mensual. Por otro lado, su hijo José Manuel Morales y su hermano Samuel Morales están siendo juzgados por los supuestos delitos de fraude y lavado de dinero, lo que ha afectado públicamente su imagen.

 

Latin American Post | Carlos Eduardo Gómez Avella

Copy edited by Susana Cicchetto