Colombia: las mujeres más poderosas

Este año, quienes se encuentran en esta lista han sobresalido por sus diversas maneras de modificar la sociedad

Colombia: las mujeres más poderosas

Para la Real Academia de la Lengua Española, el término “poder” significa contar con un grado de fuerza superior a otra persona, que a su vez permita soportar una situación, momento o circunstancia, con la convicción y las capacidades de vencerlos con precisión. Esta definición, con el pasar de los tiempos, la evolución de la sociedad y otros factores decisivos para su construcción, ha validado la ambigüedad de su interpretación para destacar no sólo la fuerza física del ser humano, sino el carácter, personalidad, e inclusive su accionar ante las múltiples necesidades del entorno que los rodea.

Teniendo en cuenta estos antecedentes socioculturales, es oportuno destacar, en tiempos de postconflicto en Colombia, masificación de las comunicaciones y culturización de la ciudadanía, a aquellas mujeres que le aportan un nuevo sentido a la palabra “poder”. Ellas edifican sociedad y sientan precedentes en la historia de la patria donde “el bien germina ya”, como dice el himno nacional colombiano.

Lea También: ¿Las mujeres volverán a liderar la democracia en Latinoamérica?

Natalia Ponce de LeónNatalia Ponce de León: Sobrevivir en todos los aspectos que integran al ser humano, luego de ser atacada brutalmente con ácido y ser expuesta ante la opinión pública como el caso más aberrante de violencia de género en los últimos años, es de súper humanos; pero levantarse del dolor físico y emocional para enfrentar a su victimario mediante la promoción de una ley que otorgue penas más severas en delitos como éste, le adjudican un valor incalculable como persona. Actualmente, ejerce actividades de acompañamiento a mujeres víctimas de ataques con ácido desde su fundación, la cual administra con la ayuda de su madre, y un equipo de personas solidarias con la causa. 

 

 

Maria Luisa PiraquiveMaria Luisa Piraquive: Contra todo señalamiento discriminatorio de expresiones como el machismo que aún se respira en América Latina y el mundo, esta líder espiritual ha logrado convertir a millones de personas a la fe cristina, al levantar iglesias en todos los continentes, emprender proyectos de escolarización para adultos mayores y niños en sectores vulnerables del país, capacitar a mujeres cabeza de hogar, y llevar brigadas de salud a zonas apartadas en Colombia y el exterior.   

 

 

 

Lorenza PérezLorenza Pérez: A sus setenta y siete años, esta mujer de cálida sonrisa y enorme corazón demuestra que aún se puede creer en el amor al prójimo, pues sin riquezas a su alrededor, Lorenza se levanta a diario a preparar noventa almuerzos que regala a niños y niñas del barrio San Francisco en Cartagena, quienes por asuntos de desigualdad social han padecido de desnutrición y abuso en diversas manifestaciones. Así ha generado procesos de transformación en su comunidad.

 

 

 

Johanna BahamónJohanna Bahamón: Esta actriz colombiana se esfuerza por luchar por el bienestar de los presos al realizar inmersiones parciales en las cárceles del país, para invitar a las reclusas a participar de actividades artísticas que promuevan la resocialización y, canalización de sus sentimientos en disciplinas como la actuación o la cocina.

 

 

 

 

Gloria Emilse Martínez PereaGloria Emilse Martínez Perea: Más conocida en la industria musical como Goyo, líder y vocalista de la agrupación ChocQuibTown, esta chocoana se ha convertido en la máxima exponente de la cultura del pacífico colombiano de esta década, por su trabajo incesante en la promoción y divulgación de sonidos y letras que expresan la inconformidad de un pueblo esclavizado por el olvido de los gobiernos, discriminado por temas raciales y violentado por grupos al margen de la ley. Su accionar deja entrever el impacto de la música en la sociedad actual y cómo un acertado dominio de la fama puede movilizar causas sociales que construyan país.  

 

 

Adriana ConversAdriana Convers: Durante décadas, la mujer de talla grande ha sido víctima de los atropellos constantes de la industria de la moda, que parece orientar los estándares de belleza hacia una delgada línea entre lo insano e inmoral. Revelarse ante ese oscuro historial de una fuente económica tan importante para el continente, por medio de empoderar a las mujeres con curvas a verse y sentirse bien consigo mismas, a través de consejos de estilo difundidos en una plataforma de blogs, y con las redes sociales a su favor, esta santandereana está logrando lo imposible: humanizar una industria que pretende sacudir su pasado excluyente.

 

Latin American Post | Carlo Mario Torres Nieves

Copy edited by Laura Rocha Rueda

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…