Viviendo la noche bogotana

En Bogotá hay posibilidades para que cualquiera la pase bien sin importar las preferencias que tenga, pudiendo encontrar y escoger entre cientos de ofertas disponibles.

Bogotá at Night

House, merengue, rock, reguetón, bachata y trance son algunos de los géneros que se escuchan en Bogotá cada noche a partir del miércoles, aunque también hay quienes inician su fiesta desde la noche anterior. Pues bien, la vida nocturna en la capital es amplia y tiene ofertas para todos los gustos.

Según Mao Loading, reconocido DJ y productor bogotano, la música electrónica ha crecido bastante y en gran parte es gracias a internet y la facilidad que este brinda para saber lo que pasa musicalmente en ciudades como Londres o París. “La profesión de DJ tiene mucho más peso que antes, se ha profesionalizado mucho más” y es por eso que las personas ahora tienen mucho más conocimiento sobre distintos tipos de electrónica, por lo que ahora es un reto ser buen DJ.

A pesar de que Colombia es un país tropical donde predominan géneros latinos como el vallenato o el reguetón, hay espacios para todos y cada vez hay más público para la música electrónica, tanto mainstream como undergound. Loading recomienda tres lugares para pasar un buen rato en Bogotá: el Coq (calle 82 bis #14-02) como un bar relajado para tomarse unos tragos con amigos y buena música, Armando (Ac. 85 #15-30) para tardear y para la noche, por su ambiente y estructura agradable y, para una buena fiesta, Baum (calle 33 #6-24), pues afirma que es el mejor club del país. “Nosotros traemos dj’s internacionales cada fin de semana y ellos quieren venir a Bogotá”, pues ahora Bogotá es un escenario para los artistas más importantes del mundo.

Por otro lado, el establecimiento de lugares para pasar el rato como pubs y bares en toda la ciudad también es una posibilidad para aquellos que gustan de salir en las noches, pero no precisamente a bailar. Las propuestas son muchas, pero hay dos barrios que le están apostando a las propuestas diferentes: Quinta Camacho y Chapinero alto, al norte de Bogotá. En ambos se encuentran propuestas gastronómicas interesantes como Fudo Asiático Moderno (calle 65 #4ª-96) donde la arquitectura, la música y los cócteles cobran especial importancia en las noches. Stromboli (calle 70 #10ª-25) es otro restaurante interesante donde la pizza deep dish es la especialidad, pero también se la juegan con diversos tragos, platos y un lugar muy ameno, que hacen una noche diferente donde, además, hay música en vivo de vez en cuando.

Bogotá Nightlife

El Mono Bandido es un bar relativamente nuevo que hoy cuenta con dos locaciones: una en Chapinero (carrera 4 #54-85) y otra en Quinta Camacho (carrera 10ª #69-38). Ambas están ubicadas en casas tradicionales de la zona y sus características son las mismas: buena música, cerveza artesanal, poca luz y mucho público. Según Simón Villada, dueño de El Mono con su hermana, este espacio está basado totalmente en sus gustos personales, tanto en decoración y ambiente como en oferta de comida y tragos. “Nosotros le apostamos a los precios justos pero con muy buena calidad”, ya que habiendo tantas propuestas de bares en la ciudad, lo que diferencia a este de otros es su estilo alternativo y relajado, junto con sus cócteles y cervezas a un precio bastante menor al que ofrecen otros bares.

“Inicialmente pensamos que esto se iba a llenar de estudiantes, pero no, gran parte de los clientes tienen entre 25 y 30 años”, lo que es una muestra de cómo hay de todo para todos en las noches de Bogotá. El Mono abre sus puertas desde el miércoles hasta el sábado a partir de las 4 de la tarde y siempre están ocupadas las mesas, por lo que hay espacio para todo tipo de gente, desde los que van a tomarse un trago con amigos, hasta los que salen de trabajar en la noche y los que quieren un cóctel antes de irse de fiesta.

Los lugares son muchos y las propuestas también, desde la Zona T en uno de los barrios más exclusivos de Bogotá, hasta Teusaquillo y más allá, las ofertas para disfrutar de la noche capitalina son cada vez más. Los gustos variados no son un percance, pues hay posibilidades para que cualquiera la pase bien sin importar las preferencias que tenga, pudiendo encontrar y escoger entre cientos de ofertas disponibles.

LatinAmerican Post |María Pía Wohlgemuth

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…