¿Por qué Guatemala trasladará su embajada en Israel a Jerusalén?

Tal como lo hizo Estados Unidos, Guatemala sorprendió al anunciar que moverá su embajada en Israel

¿Por qué Guatemala trasladará su embajada en Israel a Jerusalén?

El 24 de diciembre, Guatemala decidió que trasladará su embajada en Israel de Tel-Aviv a Jerusalén, tal y como Donald Trump anunció que lo haría con la sede de Estados Unidos. La decisión llega después de que el país centroamericano fuera uno de los nueve Estados que apoyó la idea norteamericana ante la ONU, junto a Togo, Micronesia, Honduras, Nauru, Palaos y las Islas Marshall.

Sin embargo, este número fue superado por 128 países que votaron en contra de la idea de etiquetar a Jerusalén como la capital de la nación asiática, mientras que otros 35  se mostraron como neutrales.

No obstante, aunque Guatemala haya votado a favor de la propuesta dictada por el presidente norteamericano, fue toda una sorpresa que decidiera establecer su delegación en tierras jerosolimitanas.

¿Por qué lo hizo?

La medida que fue expuesta por el primer mandatario guatemalteco, Jimmy Morales, causó polémica en la región, pues se cree que se debe primordialmente al impacto que tiene Estados Unidos y la intención del Gobierno de Guatemala de congraciarse con este país.

Además, el Presidente centroamericano pudo haberse sentido intimidado por las declaraciones de la representante estadounidense en la ONU, Nikki Hailey, quien ‘amenazó’ con recordar las históricas votaciones cuando “nos llamen para hacer una vez más la mayor contribución a la ONU. Y lo recordaremos cuando tantos países vengan a llamarnos, como hacen con frecuencia, para que paguemos más y para usar nuestra influencia en su beneficio".

Asimismo, varios expertos en política latinoamericana afirman que aunque Guatemala se enfrente a la controversia, esto no importa mientras Estados Unidos, su principal aliado económico, siga de su lado.

Reivindicación política

Por otro lado, también pudo tener un impacto la relación que mantiene Morales con la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) y su comisionado, el colombiano  Iván Velásquez, quien oficia en el cargo desde 2013.

Cabe recordar que la CICIG es un órgano independiente de carácter internacional, regido por la ONU y cuyo fin es el de colaborar con las investigaciones en contra de bandas criminales que presenten alguna actividad delictiva en dicho país.

Los líderes mundiales (Morales y Velásquez) han tenido algunos roces sobre todo desde que el colombiano acusó al Presidente guatemalteco del delito de financiamiento electoral ilícito.

Después de esto, Morales catalogó al comisionado como persona ‘non grata’ en este país, por lo que pidió su expulsión; la cual fue rechazada por la Corte de Constitucionalidad.

Por lo tanto, ante la estrecha relación que hay entre Estados Unidos y la ONU, Jimmy Morales pudo haber tomado la polémica decisión como opción para que Trump le debiese un posible favor: alejarse, política y económicamente de la CICIG, para que esta no interviniera más en su Gobierno y, por supuesto, pudiese recuperar la confianza de su pueblo.

Intereses religiosos

Finalmente, podría analizarse el fallo de Morales desde su religión. El primer mandatario se declaró abiertamente evangélico por lo que varios especialistas han afirmado que  el cambio de sede de la embajada en Israel recae en meros designios religiosos; teniendo en cuenta no solo el buen trato que tiene Guatemala con Israel como Estado, sino que esta nación es denominada como “el pueblo de Dios”, según los principios judeo-cristianos establecidos por la Biblia.

 

Latin American Post | Christopher Ramírez Hernández

Copy edited by Susana Cicchetto

 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…