Corea del norte: posición frente las sanciones de la ONU

Durante este año, Corea del Norte ha realizado siete pruebas nucleares, las cuales han demostrado que el Estado, con sus armas, podría afectar territorios aliados de occidente. Como respuesta a las pruebas, Naciones Unidas ha impuesto sanciones económicas y militares. Sin embargo, esto no ha sido impedimento para que Corea mantenga la posición de demostrar su poder armamentístico.

Sanciones a Corea del Norte

La última prueba nuclear que realizó Corea del Norte fue en el mes de septiembre, en el sitio de pruebas Punggye-ri la cual generó un terremoto de 6,3 de magnitud y hasta el momento se siguen presentando réplicas del sismo.

Esta prueba generó alerta en la comunidad internacional; el gobierno aseguró que se trató de una bomba de hidrógeno, la cual es más poderosa que una bomba nuclear. En este entonces el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidades implantó sanciones a Corea del Norte.

No obstante, el 29 de noviembre Corea del Norte, en una posición amenazante, realizó un lanzamiento de un misil balístico intercontinental, lo cual generó que Estados Unidos propusiera poner sanciones adicionales al Estado en el sector de energía, exportación e importación. Esta propuesta fue aceptada por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas teniendo en cuenta que se ha tratado de tratar el tema por vía diplomática y no ha sido efectivo.

Respuesta de Corea del Norte

Como respuesta a la propuesta de Estados Unidos y a la aprobación de las sanciones por parte de las Naciones Unidas, el gobierno de Corea del Norte calificó estas acciones como “un acto de guerra que destruye la paz y la estabilidad de la región”, pues estas sanciones conllevan a un bloque económico total.

Adicionalmente, manifestaron que es una violenta violación de la soberanía del Estado y que, por ello, continuarán con la producción nuclear como muestra de una estrategia defensiva contra lo que pueda realizarse desde los Estados Unidos. Incluso, el Ministerio de Relaciones Exteriores manifestó que le causará a Estados Unidos el mayor dolor y sufrimiento que haya experimentado en toda su historia, todo esto acudiendo al artículo 51 de la carta de las Naciones Unidas a la legítima defensa para la protección de la soberanía.

 

 

Latin American Post | Tatiana Restrepo

Copy edited by Susana Cicchetto

 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…