Liberia: ¿un ex futbolista se convierte en el nuevo presidente?

Los medios de comunicación vaticinan que el ex futbolista George Weah ha sido el ganador de la contienda electoral

George Weah, candidato presidencial de Liberia
George Weah, candidato presidencial de Liberia

La primera vuelta se realizó con mucha expectación el 10 de octubre de este año. Fue un momento de gran relevancia, ya que se esperaba que la elección de un nuevo presidente y de miembros de la Cámara de Representantes se realizara bajo condiciones pacíficas, una garantía muy anhelada por la población liberiana luego de muchos años de violencia política.

La victoria fue disputada por George Weah, un ex futbolista ganador del Balón de Oro que creó la Coalición por el Cambio Democrático, y Joseph Boakai, hasta el momento vicepresidente del país y miembro del Partido de la Unidad; ambos candidatos presidenciales que ya habían dado pasos en la política. Sin embargo, debido a que los aspirantes estuvieron lejos del 50% de apoyo que les habría otorgado la victoria automática, se dispuso un ballotage para el 7 de noviembre en el cual Weah y Boakai deberían conquistar al 30% del electorado que se inclinó por alguna de las otras 18 candidaturas que también compitieron.

La esperada segunda vuelta se retrasó después de que Charles Brumskine, el tercer candidato más votado y receptor de un 9,6% de los votos, denunciara que la primera ronda había estado teñida de fraude. Por esta razón, la fecha elegida para que los liberianos ejercieran su derecho al voto fue reprogramada para el mes de diciembre, luego de que el Tribunal Supremo del país africano desestimara las acusaciones.

El ganador

A pesar de que los medios de comunicación han comunicado el triunfo de Weah, la Comisión Electoral tiene previsto anunciar los resultados del ballotage el próximo 29 de diciembre. El nuevo presidente sustituirá a la premio Nobel Ellen Johnson-Sirleaf, la primera y única mujer en presidir una nación africana que se encuentra en el cargo desde 2005.

George Weah ya se proclama vencedor aunque aún no hay una confirmación oficial por parte de ningún estamento del país.

Weah expresó su éxito mediante la red social Twitter y señaló: “estoy muy agradecido a mi familia, mis leales seguidores y mis amigos que contribuyeron a nuestra campaña durante esta larga temporada de elecciones”. El presidente sudafricano Zuma, apoyó  estas declaraciones felicitando al ex deportista por convertirse en el vigésimo quinto mandatario liberiano.

Se estima que obtuvo un 38,4% del total de los votos y que venció en 12 de los 15 condados que componen Liberia, sacándole una diferencia de 10 puntos porcentuales a su contrincante.

George Weah es un ex deportista de 51 años que se coronó como el único futbolista africano en ganar el Balón de Oro (1995), premio considerado como el mayor honor individual a nivel futbolístico en el mundo. Cuenta con antecedentes en la política; en 2005 perdió la banca presidencial frente a la actual presidenta y en 2011 no obtuvo la vicepresidencia a la que aspiraba. Su primer triunfo lo consiguió en 2014 cuando obtuvo un asiento en el Senado de Liberia.

Además de una exitosa carrera futbolística, Weah ha desarrollado una labor humanitaria en favor de Liberia. Colaboró con UNICEF desde 1994, acompañado y publicitando campañas en su país, y fue Embajador de Buena Voluntad.

Los problemas políticos y económicos que han azotado al país africano también los vivió en carne propia, ya que nació en una familia sumida en la pobreza y luego su familia tuvo huir durante la primera guerra civil. En 1996, declaró que Naciones Unidas debía tomar cartas en el asunto y, como represalia, tropas leales al presidente surgido tras la guerra ejercieron represalias sobre los familiares del Weah que no habían podido escapar de Liberia.

Aunque George Weah ya desde 2005 era una figura muy popular, tuvo que enfrentar otros requisitos para poder competir por la presidencia. Se le había recriminado en ese entonces su falta de preparación académica. En consecuencia, el gobierno dirigido por Ellen Johnson-Sirleaf estableció la obligatoriedad de acreditar estudios superiores para poder postularse a la presidencia. Es así entonces que el ex futbolista cursó administración de empresas en una universidad de Miami, para poder competir en las elecciones de este año.

Un hecho llamativo fue su compañera de fórmula Jewel Taylor, ex primera dama y ex esposa de Charles Taylor, quien cumple actualmente una condena de 50 años por crímenes de guerra y de lesa humanidad.

Los desafíos venideros

El nuevo presidente recibirá un país en mejores condiciones que el que recibió su antecesora. La misión de paz de Naciones Unidas se retiró el año pasado luego de 13 años de trabajo en Liberia, y se levantaron todas las sanciones que pesaban sobre el país tras las devastadoras guerras civiles.

El PBI aumentó en un 248% a partir de la finalización de la última guerra civil y la situación económica ha mejorado en los últimos años. Sin embargo, existe todavía una fuerte dependencia de la ayuda externa, el problema de la corrupción continúa y la salud pública aún es muy frágil. George Weah además gobernará un estado que sufrió el duro golpe del ébola en 2014, que no sólo impactó sobre la vida de 5000 personas que fallecieron, sino que también afectó al crecimiento de la economía nacional.

A pesar de todo, la situación de paz sigue siendo un factor positivo y un gran punto de partida para cualquier nuevo gobierno.

 

Latin American Post | Sofia Cerutti

Copy edited by Susana Cicchetto

 

 

 

 

 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…