Irlanda: Una crisis que genera problemas al Brexit de Reino Unido

La viceprimera ministra Frances Fitzgerald renunció este 28 de noviembre 

Irlanda: Una crisis que genera problemas al Brexit de Reino Unido

Irlanda no está pasando por su mejor momento. La dimisión de su viceprimera ministra, si bien es un alivio a las presiones de los partidos de oposición, no lo es para Reino Unido. La salida de éste de la Unión Europea le impone mejorar asuntos importantes, entre ellos las relaciones bilaterales con la República de Irlanda.

Acusación

Se dice que Fitzgerald recibió una serie de correos electrónicos en 2015 cuando ella era la Secretaria de Justicia de Interior. En estos correos electrónicos se mostraría una estrategia para efectivamente derrotar a McCabe con una investigación por irregularidades en la fuerza.

Fitzgerald expresó en un comunicado: "Creo que es necesario tomar esta decisión para evitar una elección general no deseada y potencialmente desestabilizadora en este momento históricamente crítico [...] Decidí que mi continuación en la oficina corría el riesgo de desestabilizar ese buen trabajo, por lo que decidí renunciar para que este trabajo pueda continuar y para que el país pueda evitar elecciones innecesarias”, afirmó.

Irlanda vive una época de inestabilidad interna por temas como el aborto, cuya consulta se atrasaría, al igual que el caso de corrupción relacionado con la policía. La oposición había amenazado con presentar una moción de confianza durante esta semana contra el Gobierno si Fitzgerald no dimitía. Ahora que lo ha hecho, se comprometieron a apoyar al gobierno en las votaciones claves de interés general. La dimisión de Fitzgerald evita una mayor crisis dentro del gabinete del primer ministro Leo Varadkar, a pesar de que las relaciones con la oposición quedan dañadas y que el Ejecutivo posee una minoría.

El problema para Reino Unido radica en que la UE ha expresado que debe lograr progresos suficientes en diferentes temas, entre ellos el tema de la frontera con la República de Irlanda, antes de la reunión con los líderes del bloque, la cual está acordada para los días 14 y 15 de diciembre.

¿Qué pasa en Irlanda?

Irlanda está pasando por varias crisis internas, entre ellas está la pérdida, por parte del Ejecutivo, de la mayoría, lo cual no le permite avanzar ni llegar a acuerdos clave para salir de la inestabilidad social, económica y política. Por otra parte está el tema que nos lleva a Reino Unido y su salida de la Unión Europea.

Cabe recordar que la República de Irlanda logró su independencia del Reino Unido en 1922, se diferencia de Irlanda del Norte que optó por permanecer en el Reino Unido. El jefe de gobierno, más conocido como Taoiseach, es nombrado por la Cámara Baja del Parlamento, el Dáil Éireann. Actualmente son dos los partidos fuertes: Fianna Fáil (FF, Soldados del destino) el partido conservador y los Fine Gael (FG, Familia de los Irlandeses) que es el partido demócrata cristiano.

Brexit ¿Qué papel juega en todo esto?

En declaraciones la primer ministra, Theresa May, anunció que no buscará ser miembro permanente del mercado único o unión aduanera con lo que derogaría la Ley de Comunidades Europeas de 1972. Es aquí en donde comienzan los roces con Irlanda, ya que afecta sus temas comerciales directamente.

Dublín se opone a una frontera “dura” con Irlanda del Norte, ya que sería una violación a los acuerdos de Viernes Santo que incluye el movimiento de personas libremente, sin obstáculos. Esto significa un retroceso: puntos de control, cámaras, tecnología, etc. Irlanda apoya el Brexit, más no salir del mercado único y la unión aduanera, ya que va en contra de los avances históricos, es una amenaza para la paz ganada hace 20 años.

La frontera y la ley de aduanas se ha convertido en un gran problema que limita las conversaciones de Reino Unido con Irlanda para su salida de la UE. Esta es una de los 3 puntos clave que debe esclarecer Reino Unido: derechos de los ciudadanos, Irlanda y Unión Aduanera.

El objetivo del Reino Unido es que en la cumbre europea que se realizará en diciembre próximo, los 27 países acepten empezar a hablar de comercio y dejar el “tema irlandés” como segunda prioridad. De ahí la reacción de los irlandeses.

El ministro de Asuntos Exteriores irlandés enfatiza: “No facilitaremos la apertura de la segunda fase de las negociaciones en ausencia de respuestas creíbles al asunto de la frontera. Nos ha animado mucho la solidaridad en la UE, y refuerza mi visión de que los países pequeños importan y los grandes los apoyan cuando son vulnerables. Es para lo que esta, a fin de cuentas, la UE”.

 

Latin American Post | Daniella Páez Otey

Copy edited by Susana Cicchetto

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…