¿Por qué Medellín no ha podido acabar con las bandas criminales?

A pesar de las políticas de la administración para combatir las estructuras criminales, los reemplazos de cabecillas siguen siendo un problema sin resolver

bandas criminales en Medellín

De manera frontal, la alcaldía de Medellín, encabezada por Federico Gutiérrez, ha decidido emprender una lucha frente a las estructuras criminales que hacen vida, tanto en la capital antioqueña, como en el resto del departamento. Esta iniciativa ha recibido el aval por parte de varios entes institucionales, entre ellos el conejo del municipio.

Uno de los problemas que radica en este tema, es el relevo constante en las estructuras criminales en la ciudad. Incluso, el presidente del concejo Jesús Aníbal Echeverri acotaba en una entrevista al Noticiero Con Voz Antioquia de la emisora Ondas de la Montaña: “hoy capturamos a los chivos y mañana están los chivitos; los pájaros y mañana están los pajaritos”, haciendo referencia a dos de los grupos delincuenciales que más daño han generado en Medellín.

Uno de los ejemplos más claros de este problema de ciudad, se ha evidenciado tras la captura de alias “Tom” o “Calos chata” -uno de los delincuentes más buscados del país- quien era líder de la banda delincuencial La terraza. Algo llamativo de esta situación es que horas más tarde, luego de su captura, medios de comunicación e instituciones dedicadas al análisis de orden público, ya especulaban quién podría ser el sustituto de este criminal como cabeza de las estructuras criminales. Fernando Quijano, especialista en temas de seguridad y director de Corpades, explicaba que alías el montuno podría ser el nuevo líder de las bandas delincuenciales, mientras que desde la secretaría de seguridad de la ciudad, se daba como nuevo cabecilla a “Camilo Chata” o  alias “el anciano”.

Algo que ha dejado en evidencia esta lucha por ser el nuevo líder delincuencial, se ha evidenciado tras el hallazgo de cadáveres envueltos en bolsas en la ciudad de Medellín y, aunque según señaló el mismo alcalde Federico Gutiérrez, las personas que fueron encontradas eran criminales que provenían de otras ciudades, también acotó que todos los indicios señalan que esta situación está relacionada con la captura de “Tom”.

Este no ha sido el único caso que se ha dado en la ciudad, lo mismo sucedió en su momento tras la captura de “Hugo Pájaro”, “el chivo” y otros 40 cabecillas delincuenciales de la ciudad. Esto, si bien ha demostrado la efectiva lucha contra la criminalidad en la capital antioqueña, también ha dejado ver la capacidad de reorganización de los diferentes combos.

Quizás la solución, aunque no sea nada sencillo, esté en manos de la institucionalidad con la apuesta social que viene ejerciendo, creando vacantes laborales para las personas que habitan en comunas como Altavista y otros sitios de la ciudad, así como opciones que combaten la desescolarización con programas como “el colegio cuenta con voz”; esto añadido a la última orden, donde se pidió la militarización de las zonas más peligrosas de la ciudad.

Cada una de estas propuestas llevan a vislumbrar una Medellín que busca dejar atrás todas las secuelas de violencia y narcotráfico radicadas en la sociedad y continuar con esta lucha ética a la que hace referencia su alcalde Federico Gutiérrez, donde el objetivo es claro: acabar con el relevo criminal de las bacrím de la ciudad. 

 

Latin American Post | Julio Abella

Copy edited by Laura Rocha Rueda

 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…