México: Peña Nieto y su costosa maquinaria de medios

El gasto del gobierno en publicidad supera lo gastado en áreas sensibles

Peña Nieto

México es un país de contrastes. Por un lado, se puede tener a uno de los hombre más ricos del mundo y por otro, comunidades en pobreza extrema; puede, al mismo tiempo, ser uno de los lugares más peligrosos para la práctica periodística o el lugar donde el gobierno paga miles de millones de dólares a la prensa para convertirlos en aliados.

El gobierno actual, encabezado por el presidente Enrique Peña Nieto ha construido una maquinaria de medios a su servicio que ha costado más de 2 mil millones de dólares.

Durante la campaña de Peña Nieto a la presidencia en 2012, se le acusó de haber adquirido un «paquete» de publicidad con la empresa Televisa para posicionarlo rumbo a las elecciones. La ley mexicana es estricta, en el papel, sobre la publicidad electoral y gubernamental, pero los políticos han sabido encontrar lagunas o buscar alternativas para saltar la ley, la publicidad puede disfrazarse a través de entrevistas o de testimonios manipulados, que, aunque sean pagados por el gobierno, no es fácil etiquetarlos como publicidad.

Por ejemplo en este sexenio varios personajes públicos, entre los que se encontraba Miguel Herrera, ex entrenador de la selección nacional de fútbol, fueron criticados por apoyar a partidos a través de tuits pagados.

La popularidad del presidente Peña ha ido en descenso, sobre todo tras los escándalos de corrupción de su gobierno como la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, la «Casa Blanca» y el apoyo a personajes como Javier Duarte, ex gobernador preso por corrupción.

Los números indican que para diciembre de 2017 su aprobación es de apenas el 26%, por debajo de otros presidente latinoamericanos. A un año del fin de su gobierno, Peña busca a toda costa evitar peores números para favorecer la candidatura de José Antonio Meade y lograr mantener el poder para su partido.

La maquinaria de publicidad del gobierno mexicano no se centra solamente en el ejecutivo federal, también abarca las diferentes entidades que complementan la suma multimillonaria, además de la inminente campaña presidencial para la que se destinará en todos los partidos, grandes cantidades de recursos para publicidad, beneficiando a medios y periodistas que les sean favorables.

Para el presupuesto de México, $2 mil millones de dólares representan un gasto enorme, la cantidad es casi el mismo presupuesto que ha recibido la Universidad Nacional Autónoma de México, que para el presupuesto de 2018 logró un aumento de apenas el 0.7% respecto al año anterior, lo cual es insuficiente. Para 2018, se aprobaron para el Fondo de Desastres Naturales apenas $900 millones de dólares para educación superior y posgrado casi $2 mil millones de dólares con lo que podemos comprender la magnitud del gasto publicitario comparado con otros rubros.

Los medios y periodistas que no forman parte de la maquinaria oficialista y que denuncian corrupción o narcotráfico tienden a cerrar en poco tiempo a recibir duras amenazas o en el peor de los casos a ser asesinados, rubro en el que México ocupa los primeros lugares a nivel mundial.

 

Latin American Post |  Luis Liborio

Copy edited by Susana Cicchetto

 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…