Odebrecht: empresario goza de beneficios por colaboración y comienza su arresto domiciliario

Otro de los hechos relevantes del caso de la constructora es que están involucrados mandatarios y altos funcionarios latinoamericanos

Odebrecht  escandalo 

El empresario Marcelo Odebrecht, de 49 años, cumplió con dos años de condena en prisión y gracias a beneficios por colaboración en la investigación del caso, fue trasladado desde su celda en la cárcel de Curitiba, a su mansión en un condominio de lujo en el barrio Morumbi, ubicado al sur de Sao Paulo, para cumplir con arresto domiciliario lo que queda de su condena de 19 años y 4 meses.

Este caso de estafa, el ya conocido “Caso Odebrecht” es uno de los mayores escándalos de corrupción global, ya que su red de sobornos traspasó las barreras nacionales y llegó a 4 continentes. El Departamento de Justicia de Estados Unidos confirmó la mayor multa de la historia de 3 mil 500 millones de dólares.

Otro de los hechos relevantes del caso de la constructora es que están involucrados mandatarios y altos funcionarios latinoamericanos, actualmente, países como Perú son los más delicados por cuanto se investiga la participación de su actual mandatario Pedro Pablo Kuczynksi, quien ya ha reconocido varias acusaciones.

El caso ya tiene tras las rejas a Jorge Glas, vicepresidente de Ecuador. Recordemos que Odebrecht fue condenado por delito de corrupción, lavado de dinero y una red de criminal de gran alcance.

Entre los detalles que reveló Odebrecht, y por el cual obtuvo este gran beneficio, fue la confesión de que existía un departamento exclusivo para gestionar los pagos y el movimiento del dinero de forma ilícita. El empresario obtuvo beneficios y reducción de condena de 10 años por su compromiso con la investigación, pago de millonarias multas a gobiernos de Brasil, Estados Unidos y Suiza.

El Caso Odebrecht se descubrió en 2015 cuando la empresa ya se había convertido en una de las más poderosas de la región, facturando cerca de 40 mil millones de dólares con 130 mil empleados. La empresa actualmente está en un proceso de renovación total, incluyendo imagen y cargos que no serán ocupados por miembros de la familia.

Odebrecht pasará dos años y medio con arresto domiciliario con un régimen limitado de visitas, entre ellos sus abogados. Luego, 5 años con posibilidad de salidas controladas y dos años y medio más con libertades y obligación de estar en su casa los fines de semana. En principio el empresario fue condenado por 31 años y medio por sus delitos de corrupción, blanqueo de dinero y asociación criminal. Por su colaboración en el proceso de investigación con la Fiscalía General en la denominada  «Delación del Fin del Mundo»,   logró reducir su condena a 10 años.

El empresario se encuentra alejado de su familia en una especie de “ostracismo familiar” por su participación en la investigación. Si bien vivirá con su esposa Isabela Alvarez y sus dos hijas Mari y Gabi. Sin embargo, ha roto su relación con su padre, hermana, cuñado y Mauro Ferro, el director jurídico de la empresa.

Repercusiones el caso

En Brasil, se encuentran involucrado su actual mandatario Michel Temer, también a los ex presidentes Dilma Rousseff, Luiz Inácio Lula da Silva y Fernando Collor de Mello, entre otros. También casos en Argentina, Venezuela, Ecuador (Jorge Glas, vicepresidente fue condenado a 6 años de prisión), México, El Salvador, Colombia (acusaciones contra su presidente actual Juan Manuel Santos), República Dominicana, Panamá y Perú.

Según el fiscal, uno de los abogados de Odebrecht, Nabor Bulhoes, expresó que: "El objetivo principal de esta nueva fase de su vida es, repito, regresar con su familia, a la que valora mucho, y ser efectivo en su colaboración. (…)En este momento, él no tiene otros planes ni otra meta".


Latin American Post | Daniella Páez Otey

Copy edited by Susana Cicchetto

 

 

 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…