Colombia: ¿participación política femenina?

Con el cumpleaños número 60 del sufragio de las colombianas, ¿qué tanto ha cambiado el panorama?

Colombia: ¿participación política femenina?

Las mujeres son el mayor potencial electoral de Colombia con 18 millones 549 mil 983 participantes, pero hace tan sólo 60 años les dieron acceso a ese derecho. Se cumplen seis décadas desde que las mujeres colombianas fueron reconocidas como ciudadanas gracias a su participación el 1 de diciembre de 1957. En esa oportunidad, un millón 835 mil 255 damas, correspondiente al 41.73 por ciento de los votos, sufragaron por primera vez en unas elecciones que convocó a la gente para darle aprobación al plebiscito que dio vida al Frente Nacional, para dar fin a la dictadura de Gustavo Rojas Pinilla.

El derecho fue adquirido en la Asamblea Nacional Constituyente de 1954 durante el mandato de Mariano Ospina Pérez, en ese entonces se modificaron los artículos 14, 15 y 171 de la Constitución Nacional a través del  Acto Legislativo 3, quedando el primero de ellos así: “Son ciudadanos los colombianos mayores de veintiún años. La ciudadanía se pierde de hecho cuando se ha perdido la nacionalidad. También se pierde o se suspende, en virtud de decisión judicial, en los casos que determinen las leyes. Los que hayan perdido la ciudadanía podrán solicitar rehabilitación”.

Entre tanto, la reforma del artículo 15 permitió que “la calidad de ciudadano en ejercicio es condición previa e indispensable para elegir y ser elegido, respecto de cargos de representación política, y para desempeñar empleos públicos que lleven anexa autoridad o jurisdicción”. Y el 171 se modificó en cuanto a la restricción del sufragio sólo a los ciudadanos varones, en pocas palabras, les dieron vida a la participación de las mujeres en elegir y ser elegidas, así como la oportunidad de asumir cargos públicos.

¿Qué tanto ha cambiado el panorama para las mujeres colombianas?

A pesar de este paso histórico en la democracia colombiana, las mujeres han tenido poco papel protagónico en la política de ese país. La discriminación de género aún pulula y no se les ha brindado la oportunidad de dirigir las riendas del país, como el caso de naciones como Chile, Brasil y Argentina. María Eugenia Rojas, en 1974, fue la primera mujer que aspiró a la presidencia de la República, mientras que en 2005, Claudia Blum asumió como la primera dama en asumir la presidencia del Congreso. Entre tanto, Noemí Sanín fue la primera canciller y Viviane Morales, en 2011, la primera fiscal mujer.

La participación de las mujeres a los cargos de elección popular es baja: tan sólo 41 mil 80, correspondiente al 33 por ciento de los participantes, se inscribieron para aspirar a ser parte de alguna entidad local. En los sufragios de 2015, los colombianos eligieron a 134 mujeres alcaldes y 964 hombres, mientras que para gobernadores, 5 mujeres frente a 27 hombres. A pesar de que la diferencia es abismal, la deliberación tuvo una milésima de crecimiento frente a los comicios de 2011, cuando 108 mujeres fueron elegidas como alcaldes frente a 994 hombres, y en gobernaciones, 29 varones frente a 3 mujeres.

Para las votaciones del próximo año, Martha Lucía Padilla, Viviane Morales, Claudia López y Clara López buscarán cambiar la historia de las elecciones colombianas en sus aspiraciones de llegar a la Casa de Nariño después de 60 años.

 

Latin American Post | Jorge Luis Hernández Sánchez

Copy edited by Laura Rocha Rueda

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…