Venezuela:¿un problema más grande que Corea del Norte?

Aunque la administración Trump se ha manifestado respecto al país sudamericano, la amenaza más plausible proviene de esta y no del oriente

Venezuela:¿un problema más grande que Corea del Norte?

Read in English: Is Venezuela a bigger problem than North Korea?

La retórica entre Washington y Pyongyang podrían proyectar que Estados Unidos se acerca a un conflicto de índole mundial, como dijo el senador republicano Bob Corker de Tennessee al New York Times. Trump le ha puesto mayor atención a Corea del Norte, cuando muy cerca de su territorio hay un problema que necesita más atención: Venezuela.

El pasado domingo, la nación sudamericana celebró elecciones para escoger a los gobernantes de cada uno de los estados; el partido del presidente actual, Nicolás Maduro, obtuvo 18 de los 23, reduciendo el poder de la oposición.

El director de Nomura Securities, Siobhan Morden, le comentó a Forbes que el fraude electoral estaba más que servido, ya que el presidente Maduro no soltaría el poder fácilmente, "Si esto fuera elecciones libres y justas, entonces la oposición habría barrido fácilmente la mayoría de los 23 escaños del gobernador", afirmó Morden al recordar los resultados.

Venezuela -un país que está a solo tres horas del sur de la Florida en avión- presenta riesgos inminentes para Estados Unidos, incluyendo los vínculos más estrechos con Rusia, China e Irán.

Lea También: Venezuela: la paradoja de la victoria oficialista

Crisis humanitaria

Más de 50,000 venezolanos acudieron a Colombia en agosto, en comparación con las 22,700 del mes de junio, según Bloomberg citando a Migración Colombia; es probable que el éxodo continúe.  La escasez de alimentos y medicinas, la hiperinflación, la devaluación de la moneda, las altas tasas de criminalidad, el aumento del hambre y la desnutrición están empujando a Venezuela a lo que aparenta ser la peor crisis humanitaria en América.

“Dada su proximidad geográfica a EE. UU, es fundamental que Venezuela logre la estabilidad democrática en beneficio del hemisferio, ya que de lo contrario el éxodo puede transferirse al país norteamericano”, dice Michael Shifter, presidente del Diálogo Interamericano con sede en Washington, D.C. "Estados Unidos deberían tener una buena razón para preocuparse y tratar a Venezuela como una de las principales prioridades en asuntos exteriores, más ahora que están tomando medidas migratorias restrictivas", agregó Shifter.

El petróleo: salvavidas venezolano

Rusia y China, en particular, están proporcionando un salvavidas a la economía venezolana, pero lo hacen a cambio de capital y activos de empresas conjuntas para explotar los campos petroleros, le afirmó Dany Bahar, un miembro de la Brookings Institution, a Bloomberg.

Según la constitución venezolana, el país debe tener la mayor parte de cualquier asociación petrolera, pero esto no se ha cumplido desde la llegada del presidente Maduro, aseguran expertos. "Rusia se ha convertido en un socio importante en exploración conjuntas. Rusia y China tienen bases importantes en Venezuela. Estados Unidos deberían estar preocupados por estas acciones", señaló Bahar.

La crisis financiera de Venezuela se está convirtiendo en una bandera roja para Estados Unidos. Venezuela es uno de los países más endeudados del mundo con un 120% de deuda sobre su PBI y muchos de los bonos del país están en Wall Street; “la probabilidad de incumplimiento es muy alta”, afirma Bahar. Para evitar un incumplimiento, Venezuela recurrió a Rusia para obtener crédito y activos líquidos. Para ello, la administración de Maduro está utilizando CITGO, filial de PDVSA con sede en el país norteamericano, como garantía.

Lea También: Venezuela: cada vez más aislada

Miembros del Congreso norteamericano y senadores han alertado al presidente Trump que la petrolera rusa ROSNEFT podría hacerse dueña de CITGO, representando un peligro para la seguridad nacional.  Los senadores estadounidenses Bob Menendez y Marco Rubio han persuadido a la administración Trump de supervisar la crisis política en Venezuela, ya que un cambio en activos petroleros puede perjudicar a EE. UU.

Venezuela es el tercer mayor proveedor de petróleo de Estados Unidos, detrás de Canadá y Arabia Saudita, por lo que la crisis que atraviesa el gobierno es de gran importancia. Una posible prohibición de las exportaciones de petróleo venezolano podría afectar los empleos, al tiempo que aumentaría los precios de la gasolina.

Los desafíos que vienen de Venezuela no atañan lo militar. Corea del Norte presenta otro tipo de desafío a Estados Unidos debido a su capacidad nuclear que ha demostrado recientemente. Pero Venezuela está cerca al territorio estadounidense, además Cuba, China, Rusia e Irán han demostrado su interés públicamente en la nación sudamericana.

 

Latin American Post | Carlos Eduardo Gómez Avella

Copy edited by Susana Cicchetto

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…