El progreso de un país depende del florecimiento de sus ciudadanos

La iniciativa londinense que cambia la realidad de nuestro planeta

El progreso de un país

Read in English: A nation’s progress depends on the success of its individuals

Angus Deaton ganó el Premio Nobel de economía en 2015 por sus estudios disruptivos sobre desarrollo. El economista fue enfático al señalar que el desarrollo de una nación no se mide eficientemente por su Producto Interno Bruto (PIB) sino bajo una medida compuesta por el consumo de los hogares.

Basado en las premisas de Angus Deaton, una organización internacional basada en Londres llamada Legatum Institute creó su propio indicador de desarrollo, el Legatum Institute Prosperity Index. Dicho índice busca entender las fuerzas motoras tras el progreso de una nación y el florecimiento de sus habitantes.

Legatum estableció que el indicador más representativo para determinar la calidad del desarrollo de un país empieza por la calidad de su economía. Una economía saludable es aquella donde el mercado es abierto, los indicadores macroeconómicos son favorables y existen pilares de largo plazo. Adicionalmente, se exige que el país provea oportunidades y tenga un sector financiero eficiente.

Una vez un país ha desarrollado una economía estable, se busca que exista un clima de negocios idóneo que refleje espíritu emprendedor, innovación, dogmas ambientalmente responsables y flexibilidad interna.

El mecanismo de transferencia sistemática de bienestar al interior de un país se da a través de la gobernanza. Mediante una aplicación estricta de la ley, la democracia y la participación política es posible gestar la implementación de sistemas incluyentes de educación con el objetivo de alcanzar el máximo potencial humano de cada región.

Bajo una perspectiva racional, los sistemas médicos universales requieren de un sólido engranaje corporativo y gubernamental que sólo se consolida a través de la educación. Así, el último pilar del indicador se refiere a la capacidad de una nación para proveer atención médica preventiva y correctiva bajo infraestructura digna.

Dichos lineamientos establecen la línea base para el indicador. Investigadores de todo el mundo recopilan información en más de 100 países donde se compilan 104 variables por nación cuya relevancia es probada para luego estandarizar, sopesar y emitir los resultados de cada territorio. Las 5 naciones líderes del índice son: Noruega, Finlandia, Suiza, Canadá y Australia.

La nación sudamericana que presenta los mejores índices en el indicador es Uruguay, el país Sudamericano posee una ventaja competitiva en libertades personales al tener el puesto 6 a nivel mundial, a su vez tiene puntos de mejora respecto al cuidado del medio ambiente, la educación y la seguridad.

Luego de Europa y Estados Unidos, América del Sur es la región más desarrollada en su dimensión humana; los países que conforman la Alianza del Pacífico tienen ventajas comparativas en gobernanza. Una nueva dimensión de desarrollo internacional también avala la creación de la Alianza del Pacífico como un bloque que cuenta amplios recursos naturales y voluntad política para hacer de la región una sección relevante del mundo.

 

Latin American Post | David Eduardo Rodríguez Acevedo

Copy edited by Susana Cicchetto

 

 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…