Incendios en California: ¿cómo lo sufrirá la industria del vino?

El año pasado, esta industria aportó para la economía norteamericana más de US $58.000 millones

Incendios en California: ¿cómo lo sufrirá la industria del vino?

Los incendios que han devastado el norte de California anuncian graves consecuencias para la renombrada industria vinícola de los Estados Unidos, efectos que se sentirán mucho tiempo después de que se extinga el fuego. Al menos cuatro viñedos de Napa Valley fueron destruidos casi por completo y los daños podrían ser peores en el condado de Sonoma, al oeste de California. Aunque la mayoría de las uvas de la temporada ya fueron cosechadas, los efectos del humo sobre las que quedan provocarían que tuvieran que ser desechadas, lo cual reduciría notoriamente la cosecha de este año.

El fuego  sigue ardiendo sin control después de expandirse en la región desde la noche del domingo. El reporte oficial de las autoridades deja como saldo 17 muertes y miles de personas desplazadas por causa de las conflagraciones, en un área que alberga una prospera industria turística y los viñedos más valiosos de Estados Unidos. Aunque es demasiado pronto para estimar la magnitud de los estragos en la industria vinícola de California, que aportó casi 58.000 millones de dólares a la economía estatal en 2016, hay una gran probabilidad de que los efectos sean duraderos.

"Probablemente una superficie importante quedará fuera de servicio por un tiempo" señaló Phil Lynch, portavoz de Brown-Forman Corp., dueña de los viñedos Sonoma-Cutrer y vendedora de la champaña Korbel. "Si solo es daño causado por el humo, será una afectación de una sola temporada. Si los daños son causados por el fuego, serán tres o cuatro temporadas con las superficies afectadas". Otras firmas no podrán evaluar el daño en sus propiedades hasta que las llamas estén bajo control. Otros vinicultores siguen a la espera  para poder verificar el nivel de afectación que dejó el desastre. Hay más de 1.000 bodegas en Napa y Sonoma, según Gladys Horiuchi, portavoz del Wine Institute of California. Las zonas producen las uvas más exclusivas del estado, usadas en la producción del 85% de los vinos estadounidenses.

Estos incendios son el segundo desastre natural en la zona en tres años. En 2014, el área fue sacudida por un terremoto de magnitud 6,0 que provocó por lo menos US $500 millones en daños, de acuerdo con el Servicio Geológico de EE.UU. Además de la destrucción de bodegas, este nuevo desastre implica una pérdida de ingresos para todas las partes de la industria que atiende a los turistas del vino. Dan Sumner, economista agrario de la Universidad de California, afirmó que los consumidores que adquieren vinos de US $60 o más podrían ver aumentos en estos precios debido al volumen reducido de algunas cosechas. "Van a pasar de ser vinos que uno no puede permitirse a vinos que realmente uno no puede permitirse en absoluto", puntualizó Summer.

 

Latin American Post | César Augusto González

Copy edited by Laura Rocha Rueda

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…