Estados Unidos: Menos impuestos para los ricos

Donald Trump aspira que su país crezca al 3% este añoEstados Unidos: Menos impuestos para los ricos

Read in English: United States: Fewer taxes for the rich

Nueva dinámica impositiva

Donald Trump anunció los lineamientos para un nuevo régimen tributario al interior de Estados Unidos de América. El sistema actualizado de impuestos empieza por reducir las tarifas corporativas del 35% al 20%. Las personas naturales no pagarán más del 12% y dueños de negocios selectos no harán contribuciones al estado por más del 25%.

El nuevo plan de deducciones está orientado a fortalecer la clase media de los Estados Unidos. El planteamiento provee descuentos inmediatos a la población trabajadora, aunque los verdaderos beneficios se verán en el mediano y largo plazo.

La nueva reforma tributaria se estipula en medio de la recuperación económica de Estados Unidos posterior a la crisis financiera de 2008. Actualmente, la perspectiva de crecimiento del país norteamericano es favorable de acuerdo a la Reserva Federal, quien ha aumentado sus tasas de interés sostenidamente desde el 16 de diciembre de 2015.

Un aumento en las tasas de interés es señal de recuperación económica. Sin embargo, estas reducen los incentivos para acceder a créditos, un desbalance que el respectivo gobierno nacional nivela con menores impuestos.

¿Cuál es el plan?

El gobierno de los Estados Unidos persigue el desarrollo integral de la clase media sin sacrificar su harmonía con las élites productivas; se consigue a través de gestar mejores condiciones para aquellos que son dueños del capital físico.

Los Republicanos buscan expandir el marcado laboral estadounidense a través de dar beneficios suficientemente interesantes a compañías internacionales que decidan abrir operaciones en el país.

El mayor logro de la administración de Donald Trump en ese ámbito ha sido la promesa de apertura de una fábrica de Foxconn en Wisconsin; la operación generaría 13,000 puestos de trabajo. Foxconn produce las pantallas LCD de los celulares Apple y Samsung.

La línea de fondo

Emmanuel Sáez, economista de Berkeley y colaborador de Thomas Piketty, probó que el 1% por ingresos de Estados Unidos cuenta por el 20% del total de los ingresos del país. No hay duda que la disparidad de ingresos entre deciles poblacionales se encuentra en un máximo histórico y que no tiene señales de mejora. La inequidad es norma en el mundo de hoy.

Donald Trump representa el punto medio entre el americano de a pie y la sociedad afluente. Como base para generar un acuerdo entre las partes es importante considerar que los individuos con recursos no estarán dispuestos a repartir su dinero sin obtener beneficios a cambio. La única forma de conseguir mejores condiciones para los trabajadores es creando una economía más grande donde más personas participen.

El gobierno de Estados Unidos ha elevado sus expectativas de crecimiento al 3%; valor obtenible mediante las dinámicas actuales del mercado. Sin embargo, no considera la creciente probabilidad de revueltas sociales que surgen de la rampante inequidad.

  

Latin American Post | David Eduardo Rodríguez Acevedo

Copy edited by Susana Cicchetto

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…