Amina Blue: para modelar no hay que medir 1.90

Para desfilar en las pasarelas de marcas de alta gama ya no se necesita ser alta y delgada

Amina Blue: para modelar no hay que medir 1.90

1.55 m le bastaron a Amina Blue para conquistar las pasarelas. Generalmente las modelos deben medir al menos 1.75 m, como Kendal Jenner de 1.79m o Karlie Kloss con 1.85m. Sin embargo, Blue ha desfilado en cinco ocasiones para Kayne West en su marca  Yeezus y ha tenido presencia en videos musicales de 50 Cent y A$AP.

Esta modelo de 24 años se ha vuelvo popular en Instagram, pues cuenta con más de medio millón de seguidores. Amina Blue se considera influencer por la identificación que sus seguidores tienen con ella, ya que está lejos del canon de belleza establecido para las pasarelas. Lleva una dieta vegana, pues defiende el maltrato animal, lo cual la ha llevado a convertirse en rostro de PETA (People for the Ethical Treatment of Animals, una ONG para la defensa de animales), además de ser defensora de los derechos humanos. 

“En el pasado fui rechazada debido a mi altura pero, poco a poco, el mundo de la moda está aceptando que no todas las chicas son altas y delgadas, y me gusta pensar que he contribuido a eso de algún modo”, dijo al portal Refinery 29. “Recibo muchos mensajes de gente que me dice cómo les he influenciado, ya sea para convertirse al veganismo o en cuanto a su estilo personal, por eso en mi biografía se puede leer ‘yo soy la influencia’. Siendo realistas, no todo el mundo tiene el cuerpo de una modelo, así que estoy orgullosa de representar a los que no lo tienen”, añadió.

“Recibo muchos mensajes de gente que me dice cómo les he influenciado, ya sea para convertirse al veganismo o en cuanto a su estilo personal, por eso en mi biografía se puede leer ‘yo soy la influencia’"

Una moda más inclusiva

Poco a poco se ha dado pauta para que mujeres como Amina Blue, que son bellas pero no son el estereotipo de modelo, puedan darse a conocer en las pasarelas.

En el siglo XXI se ha empoderado más que nunca la imagen femenina y ha permitido la aceptación de cuerpos que se pudieran pensar poco estéticos en otras épocas, como las modelos curvy, en tallas grandes o modelos con prótesis, que no solo son bellas por su aspecto, sino por defender su imagen y dar pie a la inclusión social. Hay casos como Winnie Harlow, una modelo canadiense activista que padece vitiligo, condición que no le ha impedido aparecer en las pasarelas de Desigual y en revistas como Vogue Italia, Cosmopolitan y Glamour. En un video de YouTube en el 2011 Harlow habló acerca del “Vitiligo: una condición de la piel, no un cambiador de vida".

Hoy en día, la diversidad en la moda se encuentra con las puertas abiertas a las mujeres de todo tipo de cuerpos y medidas. Ya no es necesario tener un cuerpo ultra delgado, ni medir 1.90 para poder desfilar en una pasarela. La concepción de la belleza ha evolucionado.

 

Latin American Post | Cinthia Flores

Copy edited by Laura Rocha Rueda

Moda
  • 09/28/2017
  • By Cinthia Stephany Flores Castillo

Pasarelas: todos pueden modelar

La modelo Victoria Balch tuvo que someterse a una amputación, pero no por eso dejó de modelar en London Fashion Week

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…