Medellín: SOS

La ciudad colombiana consumida por la contaminación

Medellín consumida por la contaminación

Los efectos globales de la contaminación devoran sin piedad ciudades enteras. Actualmente, la ciudad de Medellín y los municipios del área se ahogan en su propio aire. Medellín está estallada, asfixiada, abarrotada de vehículos con un solo pasajero, lo que significa un consumo energético insuficiente, con miles de motocicletas, con camiones que no respetan los horarios de no circulación. La ciudad padece un mal atmosférico, el mismo que azota a capitales emergentes y que no es más que un síntoma del desarrollo desenfrenado.

Pero no es la primera vez que la polución nos ataca de manera silenciosa. En abril pasado la ciudad declaró emergencia ambiental lo que obligó a la administración a prohibir la circulación de vehículos, estrategia que redujo el material particulado en un 39% y ahuyentó el nubarrón de hollín que se posó amenazante sobre esta batea que es el Valle y que amenazó con total fiereza la calidad de vida de viejos, niños, la población enferma y las generaciones futuras.

Ahora, la ciudad se está convirtiendo en el lugar en que nadie quiere vivir. Las razones son claras: Medellín es la novena ciudad más contaminada de Latinoamérica y la de mayor polución en toda Colombia, por encima de Bogotá, según Ideam. El Valle de Aburrá presenta además el siguiente panorama en cuanto al aumento del parque automotor: la tasa de motorización crece al 190% según el Área, esto se traduce en 200 nuevos vehículos que ingresan diariamente a Medellín. Para albergar este numero de carros la ciudad tendría que construir 1 kilometro de vía diaria. Nos quedaríamos sin capacidad de soporte.

La saturación de carros y motos explica los traumatismos en la movilidad, los largos tacos y el crecimiento en los tiempos de viaje que en los últimos años ha aumentado en más de un 30% según la encuesta Origen-Destino. No obstante, el 58% de los carros que circulan en el Valle lo tienen apenas el 18% de la población que está ubicada respectivamente entre los barrios Laureles, Envigado y Poblado; aspecto que afecta la movilidad en el sur y la calidad del aire que se respira.

Las fuentes móviles son los principales contaminantes. Yo por mi ciudad decidí dejar el auto y la moto en casa para tomar el tren. 

 

Latin American Post | Andrés Duque Guti

Copy edited by Laura Rocha Rueda

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…