El futuro de Venezuela: Situación de la terminal BOPEC

Venezuela es el país con las mayores reservas de petróleo en el planeta y ha sido su salvación y su condena. En los años 70, el país vivía de la bonanza petrolera ligada a los precios del crudo que tan pronto se desplomaron empezó la crisis económica en toda Venezuela.

El famoso “oro negro” se convirtió en la principal actividad económica del país al constituir el 13% del PIB para el año 2013. En este periodo, bajo el gobierno de Hugo Chávez, el barril pasó de 10 dólares a sobrepasar la barrera de los 100 dólares por unidad.

La suerte duro poco para Venezuela, por lo que hoy hablamos de una caída de la industria petrolera. El país llegó a exportar alrededor de 2 millones de barriles diarios a Estados Unidos. En contraste, hoy en día solo exporta 700 mil. La mayor parte del negocio está en manos de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) y sus asociaciones con trasnacionales. Actualmente, PDVSA está siendo investigada por casos de corrupción. Recientemente, en diciembre de 2017, la Fiscalía General envió a la cárcel, por delitos que van desde falsificación de cifras de producción hasta peculado y atentado a la soberanía del país, a 67 directivos y gerentes de PDVSA.

 La lista de consecuencias es lo suficientemente larga para entender que Venezuela fue y es dependiente del petróleo.

Durante el gobierno de Nicolás Maduro los precios del petróleo siguen en caída y Venezuela se encuentra en una de las crisis económica, social y humanitaria jamás vista en el país. Sanciones por parte de Estados Unidos, falta de gasolina en las principales ciudades del país hasta las zonas más remotas, contrabando por vía marítima y terrestre y, un sinfín de situaciones ligadas al petróleo.

Ahora PDVSA corre el riesgo de perder la terminal Bonaire Petroleum Corp (BOPEC) con una capacidad de almacenamiento de 10 millones de barriles y muelles de aguas profundas que pueden cargar grandes buques en la isla de Bonaire. La terminal es una parte clave de la logística de PDVSA en el Caribe y su posible cierre podría perjudicar los envíos a clientes en Asia.
¿Por qué de repente parece suceder esto? La terminal BOPEC está ubicado en una reserva Parque Nacional Marítimo, por lo que la regulación ambiental prohíbe cualquier tipo de derrame de productos en suelo y aguas.

Desde el 2010, Bonaire es un Municipio del Gobierno Holandés, quien otorgó diez años para la adecuación de las instalaciones del terminal a las regulaciones holandesas y a la normativa API con finalización en el 2020.

Durante el período 2010 - 2015 PDVSA-BOPEC no ejecutó ninguna acción para la adecuación del terminal según lo exigido por las regulaciones y las licencias ambientales y marítimas. PDVSA, que proporciona la mayor parte de los ingresos de exportación de Venezuela, ha tenido dificultades este año para retener contratos de tanques de almacenamiento y muelles en el Caribe debido a retrasos en los pagos y desacuerdos con las firmas estadounidenses Buckeye Partners y NuStar Energy, que operan terminales en el Bahamas y San Eustaquio.

"Les hemos dado un ultimátum para llegar a un plan sólido para garantizar las operaciones... más seguras y seguras" antes del 5 de enero, dijo Danielle Rebel, vocera del Ministerio de Infraestructura y Medio Ambiente en los Países Bajos,BOPEC tiene un retraso en los artículos necesarios para alcanzar los estándares internacionales, dijo. "Si no cumple con el plan solicitado por la Inspección de Medio Ambiente y Transporte (ILT) de Bonaire, deberá comenzar a vaciar la terminal a principios de febrero", y comentó que podrían suspender sus operaciones. Asimismo, su licencia de operación finalmente podría ser retirada, agregó.

La situación actual de capacidad operativa de la terminal es crítica y el volumen de almacenaje ha disminuido en un 66% y con tendencia a reducirse un 7% adicional. Lo anterior se debe al deterioro de los tanques y las malas condiciones del fondo, por retrasos en los mantenimientos programados e inadecuadas prácticas de mantenimiento.  Si este es el caso de uno de los terminales de propiedad de PDVSA, ¿Qué estará pasando en el resto? ¿Cuáles son los planes de rescate en los que trabaja PDVSA hundida en la corrupción? Perder un terminal como el BOPEC en un momento crucial para Venezuela es sentenciar la economía, aún más, a la perdida.

LatinAmerican Post | Diana Ramos

Copy edited by Marcela Peñaloza

 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…