Salir de la pobreza: ¿el sueño latinoamericano?

Cerca del 28% de latinoamericanos viven en la pobreza

Salir de la pobreza: ¿el sueño latinoamericano?

América Latina es una región que, a pesar tener una espectacular diversidad cultural y unas hermosas naciones, también vive en una inmensa pobreza.

Según los datos más recientes de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), se han reportado en Latinoamérica 175 millones de pobres de los 626 millones de habitantes que existen actualmente. Esto quiere decir que aproximadamente el 28% de la población latina vive en precarias condiciones que conllevan a problemas sociales como la violencia.

Países como Colombia, Venezuela, Argentina, Haití, Brasil, México, Puerto Rico, República Dominicana, entre otros, representan los más altos índices de pobreza del continente. Todo se debe a los pésimos sistemas políticos que han gobernado durante décadas muchas de estas naciones, lo que ha llevado a sus desastrosos quiebres económicos.

Resolver la cuestión sobre cuándo saldrá América Latina de la pobreza es realmente difícil, puesto que existen muchos temas de fondo que deben estudiarse detenidamente y a los que se les debe hacer un énfasis muy especial para dar un precisa claridad de las causas, efectos y posibles soluciones para que todos los países que viven bajo esta problemática puedan progresar efectivamente.

En primer lugar, debemos entender que la corrupción política con la que vivimos en muchos lugares de este continente ha sido la culpable de que millones de personas no tengan oportunidades y se vean obligados a vivir en la miseria. El desempleo no solamente es la causante del inconformismo, sino que este mismo es el generador de violencia como una solución al hambre y el deseo de vivir dignamente. Alguien que cuente con un buen salario, vivienda, salud y educación ¿tendría la necesidad de salir a robar o asesinar a otra persona por llevar un sustento a su casa? Cuando una persona siente que vive bien y no le hace falta nada para sobrevivir, probablemente no va tener la necesidad de delinquir ni hacerle daño a los demás, porque se encuentra feliz y satisfecho con lo que tiene.

El problema radica precisamente en la desastrosa función de la política en estos países donde sus actores se aprovechan de las comunidades más vulnerables, prometiéndoles cosas que en realidad nunca cumplen y en últimas terminan gobernando como si los pueblos fueran una especie de empresas que le dejan ganancias en sus bolsillos. Así no funciona ninguna democracia.

Mientras sigan existiendo estos sistemas se podría afirmar que es imposible que Latinoamérica pueda salir de la pobreza. La única solución para alcanzar este gran sueño es educarse y entender que muchas de esas personas que irradian carisma para conseguir nuestros votos simplemente buscan llegar al poder con el fin de apoderarse de los recursos que por derecho nos pertenecen. Hay que leer, investigar y no comer entero todo lo que nos dicen; saber elegir y exigirles a los mandatarios que cumplan con sus funciones como debe ser.

Por ahora, el sueño de progresar y salir de la pobreza sigue siendo una utopía.

 

Latin American Post | Brandon Martínez

Copy edited by Laura Rocha Rueda

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…