Germán Vargas Lleras: política económica 2018-2022

El candidato presidencial de Colombia vela por un crecimiento anual del 5%

Germán Vargas Lleras

Read in English: Germán Vargas Lleras: economic policy for his presidential campaign 2018-2022

Germán Vargas Lleras es el nieto de Carlos Lleras Restrepo, el ex presidente que dirigió a Colombia entre 1966 y 1970. Ambos liberales han sido líderes del país ante una rápida devaluación del peso colombiano; la primera, a causa de una disputa del gobierno nacional con el Fondo Monetario Internacional y la segunda, a causa del choque mundial en el precio del petróleo en 2015.

Colombia está pasando por un ciclo recesivo. Las tasas de interés del banco central disminuyen. Sin embargo, la transmisión aún no llega al grueso de los agentes económicos del país, pues las tasas de los créditos personales se mantiene alta; se teme que la cartera vencida de los bancos sea mayor a la prevista. La reforma tributaria de 2016 ha disminuido el consumo, que no ha repuntado en 2017.

El candidato a la presidencia de Colombia en el periodo 2018 – 2022 sostiene una posición privilegiada en la política colombiana. Habiendo sido vicepresidente del país entre los años de 2014 a 2017, el representante ostentó un puesto privilegiado en las líneas del proceso de paz de 2016, hasta su súbita renuncia al cargo vicepresidencial en mayo de 2017.

La principal estrategia de campaña del abogado colombiano se llevó a lo largo de su vicepresidencia a través del que fue conocido como el “programa Lleras de las 100,000 casas”. El liberal introdujo a centenares de miles de colombianos a su vivienda propia. Las técnicas de micromanagement fueron popularizadas por el ex presidente y hoy líder de la oposición al gobierno de Juan Manuel Santos, Álvaro Uribe Vélez.

La primer estrategia del liberal respecto a puesta en marcha de la economía colombiana se enfoca en los incentivos a la inversión privada, el emprendimiento y la formalidad. Como política contra cíclica, el candidato busca disminuir los impuestos a empresas al 30%, aumentar los controles al recaudo de impuestos e imponer medidas para que más emprendedores se formalicen.

Una segunda estrategia órbita alrededor de la activación del sector minero, de la inversión en rutas y de la adecuación de un mayor sector turístico. Adicionalmente, el candidato presidencial planea gastar en activos de producción agrícola, cuyos rendimientos expandirían los ya conocidos programas de entregas de casas a familias de escasos recursos. Lo anterior, además, con el objetivo de reducir el desempleo.

La tercer estrategia para un inminente gobierno del 2018-2022 se basa no en la creación sino en la optimización de los recursos actualmente utilizados. En Colombia, el 13% del PIB se gasta en educación y salud, sin llegar a obtener resultados satisfactorios. El nieto de Carlos Lleras Restrepo se encomendó a solucionar las necesidades de la primera infancia en el 60% del territorio colombiano para 2022.

Finalmente, la cuarta estrategia del político colombiano involucra una reforma a la justicia colombiana con el objetivo de gestar un medio propicio para la inversión extranjera, las exportaciones y el gasto público; un gobierno más reducido permite mayor libertad a la empresa privada.

 

Latin American Post | David Eduardo Rodríguez Acevedo

Copy edited by Susana Cicchetto

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…